Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa sábado, 9 de septiembre de 2017

La Supersociedades ordenó a la constructora Lérida CDO adjudicar bienes avaluados en $7.899 millones.

La orden de la Superintendencia de Sociedades a la constructora Lérida CDO, para resarcir a 17 propietarios de apartamentos en el edificio Space—al que se le desplomó una torre en 2013 y las autoridades de Medellín ordenaron demoler las restantes cinco— es adjudicar bienes avaluados en $7.899 millones.

Esa determinación, anunciada ayer tras una audiencia de adjudicación, fue recibida por las víctimas como un alivio, pero también con la incertidumbre de cómo y cuándo recibirán el dinero.

Según Marco Tulio Zapata, agente liquidador de la sociedad Lérida CDO, los únicos bienes con que cuenta ese grupo empresarial son dos parqueaderos en El Poblado y el predio en el que estuvo la urbanización, siendo este último el de mayor avalúo.

“Los beneficiarios recibirán un porcentaje dentro de esos bienes, principalmente el lote de Space, de acuerdo con los metros cuadrados que tenían sus apartamentos”, indicó y agregó que se creó un patrimonio autónomo y con él una fiducia venderá el predio.

Zapata añadió que del lote solo queda disponible 72% (28 % restante es de los propietarios con los que no se negoció, 30 en total) y de ahí se pagará una parte al Municipio, otra para impuestos y administración. Aceptó que los afectados no quedaron satisfechos del todo, pues no hay dinero como parte de una venta, sino una adjudicación.

Según la Superintendencia, entre los pagos que deberá hacer la constructora con sus bienes, está uno a la Alcaldía de Medellín por un monto de $1.600 millones por concepto de gastos por la demolición del Space. Así mismo, el organismo de vigilancia autorizó la cancelación de subsidios de habitabilidad y su indexación (ajuste) por $670 millones.

Francisco Reyes, superintendente de Sociedades, dijo que tras el colapso del Space, la compañía llegó a acuerdos de reparación directa con más de 90% de los propietarios.

“Posteriormente se inició la liquidación y allí, con acompañamiento de la Procuraduría, la sociedad cerró un acuerdo de transacción con un grupo de propietarios a quienes hoy se les adjudica bienes de la compañía”, dijo.

Para Carlos Eduardo Ruiz, uno de los afectados y que espera ser beneficiario de la adjudicación, es incierta la recuperación de la plata que pagó por su apartamento. Acotó que el avalúo de hace un año lo estimaba en $10.500 millones y hoy en no más de $8.000 millones.

“Esa venta no será ni pronta, ni en la cantidad ideal. Yo pagué plata por un apartamento y hoy tengo un porcentaje de un lote que no controlo y todo los días, en vez de valorizarse, se desvaloriza”, concluyó.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.