Colprensa Jueves, 6 de diciembre de 2012

Los empleados judiciales que permanecen en paro desde hace 56 días anunciaron que levantarán el cese de actividades desde este lunes hasta el próximo 21 de enero.

 

Según los líderes de la disidencia buscarán que durante ese tiempo el Gobierno tenga nuevos acercamientos y les haga alguna propuesta de negociación, de lo contrario el próximo año volverán a su huelga.

Según Nelson Cantillo, el presidente de la disidencia de Asonal, se reabrirán los juzgados y las diferentes dependencias que se mantenían cerradas, pero la intención es que los funcionarios puedan tomar su vacancia judicial, pues la considera "un derecho".

Cantillo aseguró que lo único es que se va cambiar la manera de protestar, porque vuelven a sus puestos, pero se mantienen en asambleas permanentes.