Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa martes, 19 de enero de 2016

Este anuncio se da una semana después de que las partes retomaron la discusión con el objetivo de poder finalizar la negociación antes del 23 de marzo, fecha en que el presidente Juan Manuel Santos y el jefe de las FARC, alias 'Timochenko' así lo habían pacto en septiembre del año pasado en La Habana.

En este paso, que fue considerado por ambas como definitorio para terminar el conflicto, permitirá la creación de un mecanismos “tripartito de monitoreo y verificación del acuerdo sobre el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y la dejación de las armas, que genere confianza y de garantías para su cumplimiento”.

El mismo que será compuesto por el Gobierno y las FARC, tendrá en la ONU como el organismo internacional que será el principal verificador que se esté cumpliendo el acuerdo.

El “componente internacional”, como denominaron a la ONU, será el que “preside y coordina el mecanismo en todas sus instancias, dirime controversias, realiza recomendaciones y presenta informes, y que iniciará sus labores una vez se haya llegado a ese acuerdo. Respecto a la dejación de las armas el mismo componente internacional la verificará en los términos y con las debidas garantías que se establecerán en los protocolos del acuerdo”.

Al respecto, explicaron que “será una misión política de la ONU integrada por observadores de países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe”.

“Hemos decidido solicitar al Consejo de Seguridad de la ONU la creación desde ya de esa misión política con observadores no armados por un período de 12 meses, prorrogables a petición del Gobierno Nacional y las FARC-EP, y así como a los países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC, su disponibilidad para contribuir en dicha misión que será conformada por Naciones Unidas”, dice el comunicado conjunto.

Solicitaron que la misión inicie los preparativos necesarios, “en estrecha coordinación y colaboración con el Gobierno de Colombia y las FARC-EP, para su despliegue. Los observadores internacionales gozarán de plenas garantías de seguridad”.

El jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, sostuvo que este acuerdo demuestra que “estamos en un  momento determinante, no es cualquier momento” y resaltó que esta es una decisión muy importante que toman el Gobierno y las FARC para lograr el “fin de la guerra, lo de hoy es una inequívoca muestra de finalizar la confrontación”.

Y precisó que “no estamos pensando en maquillar un cese al fuego ficticio”, por el contrario resaltó que se van a garantizar los derechos de las víctimas y abrir la etapa de la construcción de la paz.

Por su parte, el jefe negociador de las FARC, alias 'Iván Márquez', planteó que hacer esta petición al Consejo de Seguridad de la ONU “constituye una fuerte señal y feliz premonición que el proceso de paz para la terminación del conflicto”. El guerrillero además señaló que en lo corrido de este año 2016 se estará terminando el proceso de paz

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.