Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Andrés Emilio Vargas - anvargas@larepublica.com.co martes, 19 de febrero de 2013

La firma Marriott International, cuya sede principal se encuentra en Estados Unidos, le va ganando un pleito por registro marcario a la sociedad de Hoteles Cosmos S.A.S, pese a que esta última tiene más tiempo en el mercado colombiano.

El 27 de abril de 2012 la sociedad de Hoteles Cosmos S.A.S. solicitó ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) el registro de un signo figurativo para distinguir productos de la clase 16 de Niza, que distingue: papel, cartón, productos de imprenta, artículos de encuadernación, revistas, litografías, entre otros.

Así, la multinacional americana interpuso una oposición a través de su apoderada Laura Michelsen Niño, aduciendo que “había similitud y confundibilidad del signo solicitado con sus marcas figurativas”, como lo indica la resolución de la SIC.

La cadena americana expuso como norma prevalente el artículo 7 de la Convención de Washington y el artículo 136 del literal a de la decisión 486 de la CAN.

La primera norma indica que “todo propietario de una marca legalmente protegida en uno de los Estados contratantes (...) podrá reclamar para sí el derecho preferente y exclusivo de su uso. Entretanto, la segunda habla sobre la titularidad y derechos de quien haya registrado previamente una marca.

La controversia surgió porque el signo que se quería registrar era “sustancialmente parecido” al ya existente y no ofrecía una distinción clara, por lo que la SIC negó su registro argumentado que “los usuarios le podrían adjudicar una misma procedencia empresarial”. Asimismo, se indicó que pese a pretender involucrar actividades distintas, ambas empresas ofrecen los mismos servicios y tienen “cercanos vínculos comerciales”, lo cual aumentaría la confusión.

La jurisprudencia le ha dado preponderancia al valor denominativo de los signos por considerar que estos tienen más fuerza y recordación en las personas. No obstante cuando dos imágenes son parecidas, como en este caso, se niegan los registros por no haber diferenciación.

Una vez se hizo el cotejo marcario, la Dirección de Signos Distintivos de la Superintendencia de Industria y Comercio “encontró que los signos, en un primer impacto visual, son susceptibles de generar confusión por su sustancial parecido”.

El signo de los hoteles Marriott es un número ocho inclinado hacia el lado izquierdo, con bordes gruesos; el que Hoteles Cosmos pretende registrar, también tiene la misma figura, con la diferencia que está reclinado hacia la derecha, tiene trazos más delgados y hay un punto al lado de su base.

La imagen en disputa es usada por la cadena de Hoteles Cosmos en la presentación de su página web. Allí ese ‘ocho al revés’ hace la función de las letras C y O. No obstante, esto no representa alguna infracción puesto que no refiere a la clasificación 16 de Niza que se pretendió registrar.

Del mismo modo, el signo figurativo en cuestión no hace parte de la imagen corporativa de los hoteles Marriott en Colombia sino de sus productos como revistas, publicaciones impresas y periódicas en Estados Unidos.

El apoderado de la sociedad Hoteles Cosmos S.A.S., el abogado Eduardo José Pacheco de la Hoz, indicó que “el registro por la clasificación Niza 16 de la sociedad Marriott está en Estados Unidos y no en Colombia”. Ante esta situación, Hoteles Cosmos decidió apelar la decisión de la SIC. No obstante, esta corporación aseguró que el recurso de apelación se presentó extemporáneamente, el 5 de diciembre de 2012, lo cual implica una terminación del proceso.

Finalmente, la decisión de la SIC se basó en el hecho de que los productos que se comercializarían “tienen medios de publicidad afines” así como la no distinción entre los signos, que a su vez no tienen un complemento fonético denominativo que los distinga.

Usualmente cuando las empresas se registran ante la Superintendencia inscriben varias clasificaciones con el fin de abarcar un mercado amplio.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.