Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Melisa Echeverri - mecheverri@larepublica.com.co Martes, 23 de febrero de 2016

De los 18 hijos reconocidos de la leyenda musical, solo uno de ellos presentó ante la Superindustria la solicitud para registrar el nombre de su padre como marca, mientras que otro se opuso. 

Kelly Elvira Díaz, descendiente del artista, tuvo la iniciativa de pedir el signo para distinguir productos y servicios de las clases 5, 35 y 41 de la Clasificación Internacional de Niza. 

Estas categorías contienen prendas de vestir, publicidad y gestión de negocios comerciales y educación, formación, esparcimiento.

En un comienzo, cuando Kelly Díaz solicitó el signo, su hermano Rafael Santos Díaz se opuso porque la solicitante no contaba  con la “autorización del titular del nombre en vida” ni con el aval de todos los herederos, quienes “tienen derecho a acceder al beneficio del registro del nombre, apellido, imagen, seudónimo y firma de su padre”, según indica el documento de oposición presentado por la apoderada Manuelita Bonilla. 

Debido al alegato, Kelly Díaz realizó el cambio de solicitante e incluyó a sus 17 hermanos para otorgar igualdad de derechos a los herederos.

Con esta medida, ninguno de los hijos tendría exclusividad en la explotación de la marca en detrimento de los demás, indicó la respuesta que dio Kelly Díaz a  la oposición. 

Además, en caso de un negocio jurídico, contrato o licencia, los beneficios del nombre e imagen del fallecido Diomedes Díaz se repartirían por igual entre todos los hermanos.  

Con este acuerdo, la Superindustria determinó que ni Rafael Santos Díaz ni el resto de sus hermanos se verían afectados por el registro de la marca de su padre, puesto que todos sus hijos son cotitulares.

 Por lo tanto, se aprobó la petición de Kelly Díaz y se declaró que la marca es registrable.

Esta determinación la compartió el docente y socio de la firma Rincón Cuellar, Sebastián Salazar, quien aseguró que “la imagen y nombre de esta personalidad debe protegerse por  sus herederos y debe permitírseles prevenir que otras personas se aprovechen de éste en el mercado”.

Esta protección obedece a intereses económicos de los hijos, según afirma Édgar Iván León, docente de la Universidad del Rosario, que asegura que “el nombre y la fama de Diomedes Díaz son activos que le pertenecieron a este en vida y, como resultado lógico, luego de su deceso, son los herederos quienes tienen derecho a beneficiarse de ellos”. 

Respecto a la cotitularidad de todos sus descendientes, León asegura que “existe un principio de igualdad entre los hijos, pues no pueden existir privilegios entre ellos, dado que todos son llamados a suceder de idéntica forma a su causante, sin importar que sean matrimoniales o extramatrimoniales”.

Ni Rafael Santos ni su abogada Manuelita Bonilla se han pronunciado sobre esta decisión. Cabe aclarar que ya venció el plazo para apelar y llevar el caso hasta el Consejo de Estado. 

PREMIOS
El último premio que ganó Diomedes Díaz fue el galardón como Mejor Artista Vallenato en los premios Shock Tigo 2014, según indica la página oficial del cantante y compositor.

Durante su carrera, recibió varias nominaciones a los Grammy Latinos por sus álbumes Celebremos juntos (2009), Con mucho gusto caray (2012)  y La vida del artista (2014). 

Pero solo recibió  este reconocimiento por su disco Listo pa’ la foto, que fue elegido como Mejor álbum Cumbia/ Vallenato en 2010.

Édgar Iván León
Docente de la Universidad del Rosario

“El nombre y la fama de Diomedes Díaz son activos que le pertenecieron a este en vida y, como resulta lógico, luego de su deceso, son los hijos quienes tienen derecho a beneficiarse de ellos”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.