Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co sábado, 29 de junio de 2013

La sociedad Azul y Blanco (Millonarios FC) y la Empresa de Licores de Cundinamarca, están a punto de iniciar un pleito por competencia desleal que se sumaría a un conflicto marcario que las firma ya tienen en proceso ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).

En este último caso el conflicto es por el registro de los signos “Vamos Azules” y “Celebra el Gol Azul”, solicitado por la Empresa de Licores para amparar productos comprendidos en las clases 16 y 35 de la Clasificación Internacional de Niza. Solicitud a la que el equipo de fútbol presentó oposición.

Pero la nueva disputa, que ya está en la SIC, se inició el pasado mes de marzo cuando Millonarios FC entabló una reclamación contra la licorera y la firma Representaciones Continental, distribuidora del producto Aguardiente Néctar, por presuntos actos de competencia desleal. Esto, al considerar Millonarios, que hay confusión y aprovechamiento indebido de la reputación ajena. Dicha reclamación buscaba que la Superindustria decretara medidas cautelares sobre la publicidad de “Vamos Azules” y “Celebra el Gol Azul”.

La razón principal del reclamo estuvo sustentada en que durante la última fase del campeonato profesional de fútbol del segundo semestre de 2012 (en el cual Millonarios fue campeón), las empresas comercializadoras y distribuidoras del Aguardiente Néctar, pusieron en marcha una estrategia enmarcada en dichos conceptos y orientada a promocionar el aguardiente Néctar Azul. No obstante, Néctar desde 2012 adelantó sus campañas publicitarias en beneficio de sus tres líneas de productos, es decir, rojo, azul y verde. Dicha estrategia la estaba utilizando en vallas, transmisiones de partidos de fútbol, tanto de la Liga Postobón, como de diferentes torneo internacionales.

La solicitud se realizó a través de la firma de abogados OlarteMoure, en la cual, Millonarios pidió que Aguardiente Néctar cesara la difusión de su pauta comercial, al tiempo que ordenó una valoración de daños y perjuicios. Expresó que la estrategia “vamos azules” genera confusión porque el público consumidor podría pensar que Néctar es el patrocinador del equipo de los Millonarios lo cual “no es cierto e implica aprovechamiento indebido de la reputación del equipo de fútbol”.

Esto afirma el auto 4458 de 2013, en que la Superintendencia Delegada para Asuntos Jurisdiccionales resolvió ordenar la medida cautelar y obligar a suspender la estrategia publicitaria que se denominó “Vamos Azules”, así como “Celebra el Gol Azul” u otra en la que se incluya cualquier indicación que sugiera que Néctar patrocina al equipo Millonarios.

Así mismo, ordenó a Azul y Blanco, como materialización de la cautela decretada, que constituyera la caución por la suma de $30 millones. Además, recordó que acorde con el artículo 248 de la Decisión 486 de 2000, tendría que formular la correspondiente demanda por competencia desleal. Ello fundado en los hechos que dieron lugar a las cautelas decretadas, dentro de los 10 días siguientes a la ejecución, es decir, el plazo empezó a contar el 13 de marzo de este año. En consecuencia, Millonarios FC presentó la demanda, y ésta fue admitida por la autoridad competente.

Al respecto, José Miguel de la Calle, exsuperintendente de Industria y Comercio, explicó que cuando se admite la demanda, le corresponderá al demandante (Millonarios) comprobar que evidentemente hubo explotación de reputación ajena, lo que implica no solo esa demostración, sino además que se ocasionó en el consumidor la percepción errada de que existe un vínculo entre ambas compañías que están involucradas en el conflicto.

“Esto se da en un proceso verbal y oral que se tramita en la Superindustria y se deberá resolver en una única audiencia. En ella, se presentarán testimonios, se harán interrogatorios y se oirá al perito (si las partes pidieron proceso pericial). Basándose en el desarrollo probatorio, el delegado de Asuntos Jurisdiccionales toma la decisión en primera instancia, la cual está sujeta a recurso de apelación en el Tribunal Superior de Bogotá”, agregó.

Según Felipe García Pineda, superintendente delegado para Asuntos Jurisdiccionales, este proceso apenas comienza y la audiencia se podría estar realizando en aproximadamente un mes.

“Todavía no tenemos fijada la fecha exacta de la audiencia, pero lo último que sucedió en este caso fue que Millonarios presentó hace dos semanas una solicitud para que se declarara que la sociedad Licores de Cundinamarca había incumplido la medida cautelar, decisión que está siendo tratada por la Superindustria. El proceso está en etapa inicial, y la audiencia, donde se van a discutir todos los temas, deberá llevarse a cabo en menos de mes y medio”, puntualizó.

Explicó además, que las medidas cautelares se pueden dar al inicio o en medio de un proceso de competencia desleal. En este caso, la SIC puede decretar las medidas sin escuchar a la otra parte, luego, “genera oficios y los radica en las empresas para que puedan presentar el recurso de reposición y la apelación”.

Al respecto, la sociedad demandada presentó el recurso de reposición, el cual se decidió confirmando la resolución inicial. En consecuencia, se presentó apelación ante el Tribunal Superior de Bogotá. Cabe recordar que en este tipo de procesos solo se hace una audiencia, donde el delegado de Asuntos Jurisdiccionales decide en primera instancia. La segunda la resuelve el mismo Tribunal.

Solicitud de marcas
Antes de iniciar el lío, la Industria Licorera de Cundinamarca solicitó las marcas “Vamos Azules” y “Celebra el Gol Azul”, expresiones que han sido el motivo del conflicto entre las empresas.

Al respecto, Azul y Blanco presentó oposición con el fin de desvirtuar el registro marcario y que la Superindustria negara el signo porque podría configurar un acto de competencia desleal.

Este proceso se encuentra en traslado de la oposición y está a la espera de que al Dirección de Signos Distintivos de la Superindustria emita su fallo en primera instancia, decisión que se podría conocer dentro de cuatro meses. Sin embargo, esta resolución está sujeta a recurso de apelación, que lo definirá el Superintendente delegado para la Propiedad Industrial, agotando la vía gubernativa. No obstante, también se podría pedir la nulidad de la decisión en el Consejo de Estado.

Las opiniones

José Miguel de la Calle
Ex Superintendente de Industria y Comercio

Que cuando se admita la demanda, le correspondería al demandante comprobar que evidentemente hubo explotación de reputación ajena, y además que se ocasionó en el consumidor la percepción errada.

Felipe García Pineda
Superintendente (D) para asuntos jurisdiccionales

Es importante tener en cuenta que el proceso de Millonarios apenas comienza, que exista una medida cautelar contra la Industria Licorera de Cundinamarca no significa que la Superindustria haya tomado una decisión en este caso.

Sandra Valderrama
Abogada

En caso que el comerciante incurra en cualquiera de los actos de competencia desleal, podrá enfrentarse a acciones de carácter declarativo y de condena cuando se causan perjuicios establecidos en la ley.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.