Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co miércoles, 9 de octubre de 2019

En caso tal de que el senador acepte los cargos, recibirá una rebaja de la condena entre 50% y 33%. La diligencia terminó sin ninguna novedad.

El senador y expresidente Álvaro Uribe asistió ayer a la indagatoria citada por la Corte Suprema de Justicia por los supuestos delitos de soborno y fraude procesal. La sesión empezó a las ocho de la mañana, duró unas siete horas y terminó sin mayores detalles.

En adelante, el líder del Centro Democrático no deberá presentarse más ante el alto tribunal, tan solo hasta que vuelva a ser requerido por el magistrado Reyes, quien ya tiene decenas de testigos sobre este caso. Este martes el proceso continuará con la presencia del representante a la Cámara Hernán Prada.

¿Qué puede pasar luego de terminada la diligencia de Uribe? El primer panorama que existía era que una vez terminada la indagatoria, el magistrado imputara los cargos a la persona explicando cuáles y por qué. Sin embargo, esto no ocurrió. En tal caso de que el senador aceptara los cargos, iba a recibir una rebaja de la condena entre 50% y 33%. Por el contrario, si no aceptaba, la investigación proseguiría.

Aquí se abre otro escenario, pues la Corte Suprema deberá resolverle la situación jurídica al exmandatario en 10 días para decidir si Uribe se puede defender en libertad o, por el contrario, debe asumir la investigación privado en un sitio de reclusión o en su hogar.

De acuerdo con Francisco Bernate Ochoa, profesor de Derecho Penal de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, en caso tal de que al senador se le prive de la libertad, se aplicará la silla vacía a su puesto en el Congreso.

Sin embargo, solo se dicta medida de aseguramiento cuando: existen más de dos indicios en su contra o cuando es evidente que va a perturbar la investigación o los testigos.

Iván Cancino, abogado penalista, indicó que este panorama es poco probable, pues no hay indicios de una fuga del país del senador como puede ser un tiquete sin regreso o asilo. Ayer, la indagatoria tuvo una primera sesión que duró aproximadamente cinco horas y se hizo un receso al mediodía. A las dos de la tarde se retomó el proceso y al cierre de esta edición, todavía seguía en curso. Durante el día, el senador tuvo mensajes de apoyo por parte del presidente, Iván Duque.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.