Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co Miércoles, 24 de febrero de 2016

Una cifra natural debido a su participación de mercado, donde ostenta una posición dominante. Por tal razón, también es normal que en cantidad de multas sea la primera (725), 82  penalidades más que Movistar, 643.

Según Pablo Felipe Robledo, superintendente de Industria y Comercio, por el tipo de mercado se entiende que las empresas de comunicaciones sean las primeras; sin embargo, para Robledo, sin lugar a dudas, estas firmas no han hecho lo suficiente para tener sistemas que les permitan minimizar los riesgos de violación de los derechos de los consumidores. “Pues prefieren disfrutar e invertir sus ganancias, que no son pocas, en otras cosas”, detalló el directivo. 

No por nada, según el directivo, la reputación de las empresas de telefonía móvil en Colombia no es buena, acción que además de afectar sus finanzas, las ponen en la lupa de la opinión pública. 

“Ellas saben que deben trabajar duro para mejorar su imagen, pues la reputación, al ser el activo más valioso de una compañía, es un elemento de competitividad y por medio del que unas empresas ganan o pierden mercado”, aseguró.

 De acuerdo con el informe emitido por la entidad de control, las corporaciones que le siguen a las de comunicaciones, en cuanto al valor total de las multas, son los ingenios azucareros envueltos en cartelización, pues pese a tener una o dos sanciones alcanzan montos muy altos. Así las cosas, Ingenio del Cauca, con una sanción, suma $49.059 millones; seguido del Ingenio Riopaila Castilla (una sanción) con $40.157; Ingenio Providencia S.A, (dos sanciones) $35.401 millones y Manuelita S.A. (una sanción) con $32.854 millones.

Esto se da, según Pablo Márquez, magister en Harvard y PhD de Oxford en Derecho de la Competencia, porque de acuerdo con la legislación colombiana, en el área de competencia (Ley 1340) las multas pueden ser de hasta 100.000 salarios mínimos ($70.000 millones) o 150% de la utilidad derivada de la conducta; en consumidor (Ley 1480) de hasta 2.000 salarios mínimos ($1.400 millones); y en habeas data (Ley 1266 de 2008) de hasta 1.500 salarios mínimos ($1.300 millones). 

“Con lo anterior se explica, el porqué un ingenio azucarero con tan solo una sanción por cartelización tiene más del doble del monto de Tigo ($21.063 millones), por ejemplo, quien tiene 131 sanciones por infracciones al consumidor y habeas data”, explicó Márquez.  

Por otro lado, cabe destacar que entre las 25 empresas más multadas en los tres años por la SIC, aparecen tres personas naturales, Guido Alberto Nule Mariño, Miguel Eduardo Nule Velilla y Manuel Francisco Nule Velilla, quienes fueron sancionados por las infracciones cometidas en el ‘Carrusel de la Contratación’ con $5.228 millones cada uno.

Entre 2012 y 2015, las multas totales de las tres áreas en cuanto a valor, fueron de $839.828 millones. La cantidad de multas impuestas ascendieron a 7.628.

Según Antonio Alonso González, decano Académico del Programa de Marketing y Negocios Internacionales de la Universidad Sergio Arboleda, “cualquier multa o sanción a una firma por haber infringido una legislación vigente causa un efecto negativo sobre la reputación y prestigio de esta”. 

Para Alonso González, el grado negativo dependerá de la gravedad de los hechos, del modo en el que los clientes se sientan afectados y de la estrategia de contención de la firma sancionada.

Sectores más multados
El de alimentos con $298.567 millones fue el más sancionado; seguido del de comunicaciones con $239.280 millones y servicios públicos con $90.616 millones.

Infracciones
Las multas impuestas por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) entre 2012 y 2015 se dieron principalmente por cartelización, violación de la libre competencia y abuso de posición dominante (Competencia); engaño al consumidor y publicidad engañosa (Consumidor); y uso de información de usuarios sin autorización, reportar a morosos ante las centrales de riesgos sin avisarles y utilizar la información con fines no pactados inicialmente (Habeas Data); fueron algunas de las conductas que pusieron entre las cuerdas a las firmas colombianas en dichos años.

Las opiniones

Pablo Felipe Robledo
Superintendente de industria y comercio

“Las firmas de telefonía son las más multadas porque no han hecho lo suficiente para tener sistemas que les permitan minimizar los riesgos de violación de los derechos de los consumidores”.

Antonio Alonso González
Dec. marketing y negocios  u. sergio arboleda

“Una multa impuesta a una firma causa un efecto negativo sobre la reputación y prestigio de esta. El daño dependerá de la gravedad de los hechos y del modo en el que los clientes se sientan afectados”.