Foto por: Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alejandro Valencia martes, 27 de noviembre de 2018

El segundo examen de la entidad también confirmó que el exauditor de Corficolombiana no tenía cianuro en su cuerpo

Carlos Eduardo Valdés, director de Medicina Legal, y Luis González, delegado de Seguridad Ciudadana de la Fiscalía General de la Nación, entregaron a la opinión pública más detalles del caso del fallecido exauditor de Corficolombiana (Concesionaria Ruta del Sol II), Jorge Enrique Pizano.

Entre los hallazgos, Medicina Legal encontró que había ADN de Pizano en la botella de agua con cianuro que bebió su hijo Alejandro Pizano, y que resultó con su muerte solamente dos días después que falleciera su padre. Muerte que, según la Fiscalía, "es natural, producto de un paro cardíaco. Es decir, no hubo manos criminales. Así lo señala la investigación", refiriéndose al excontroller, testigo clave en el caso de la multinacional Odebrecht.

Adicionalmente, el delegado de la Fiscalía, González, explicó que con ayuda de una mujer que le colaboraba con funciones de aseo a la familia de Pizano, se determinó que una toalla que estaba en el baño el día en que falleció, contenía una mancha, que al parecer sería de sangre por una cortada de cuando se estaba afeitando. Al respecto, el director de Medicina Legal sostuvo que "se trata de sangre humana, el ADN corresponde a Jorge Enrique Pizano y no contiene cianuro. En la mancha, cuyo perfil genético se amplificó y se comprobó que es de Jorge Enrique Pizano".

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.