Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Natalia Arteaga - narteaga@larepublica.com.co domingo, 10 de agosto de 2014

En el primer semestre de 2014 se casaron 28.247 parejas y se divorciaron 8.003. En el mismo periodo de 2012 se formalizaron 2.940 (31.187)  uniones más, lo que indica que la tendencia va disminuyendo, pero a paso lento.

Los divorcios se han mantenido por encima de 8.000 casos anuales desde 2012, sin embargo han aumentado las llamadas ‘uniones maritales de hecho’, que según la ley 54 de 1990 se denomina a la formada entre dos personas, que sin estar casadas, hacen una comunidad de vida permanente y singular. Casarse por lo civil es lo que ‘manda la parada’.

Dice Luis Fernando Salazar, abogado experto en familia, que la gente sigue creyendo en la institución del matrimonio. “En especial las mujeres sienten que debe haber un papel de por medio para que la relación se conciba como algo legítimo”.

Aunque el tradicionalismo para estos casos no es malo, el ‘dolor de cabeza’ según Catalina Acevedo, experta en derecho de familia, estaría en los divorcios, que, dice ella, son muy costosos.  “Un abogado que cobre ‘barato’ a una pareja económicamente solvente le puede estar fijando el precio sobre $12 millones (20 salarios mínimos). Esto en caso de que la pareja esté de acuerdo con la separación y no tenga hijos”.

En una situación donde haya común acuerdo y también hijos, agrega la especialista, el proceso podría tardar unos 30 días más (mientras la Comisaría de Familia decide sobre la custodia de los menores y la cuota de alimentos), y esto ‘inflaría’ la tarifa a $17 millones. Una liquidación conyugal compleja le representaría a una de las partes hasta en $21 millones.

Aunque los divorcios ante la notaria no bajan de 1.187 desde enero de 2012, Acevedo se atreve a sumarle 500 más a las cifras mensuales por los divorcios que se dan en los juzgados.

“En la notaría los divorcios son por mutuo acuerdo, pero ante los jugados las cosas son a otro precio y por lo general las discusiones son muy subidas de tono”. Los montos que tendría que alistar si está pensando en divorciarse sonarían muy elevados si está haciendo cuentas con los precios que mencionó la abogada de familia. 

La Corporación Colegio Nacional de Abogados (Conalbos) establece que en la separación de bienes y en la liquidación de la sociedad conyugal debería cobrarse 8% sobre un capital de $30.800.000 (50 Salarios mínimos legales vigentes); 5% sobre un valor total de propiedades que superen el valor comercial anterior y que lleguen hasta $61.600.000 (100 Smlv); y de ahí en adelante 4% sobre los procesos, según los cálculos de los expertos, la tabla no está sirviendo de mucho a la hora de cuadrar el ‘negocio legal’. Es importante aclarar que ningún jurista está obligado a regirse por las tarifas que señala la organización.

Si después de ver las cifras, el matrimonio ya no cabe dentro de sus planes y prefiere continuar en unión libre, sepa que haber convivido por dos años con su pareja le da un estatus de legalidad a su relación, según Daniel Acevedo, abogado consultor, quien asegura que a partir del tiempo señalado se considera que hay una unión marital de hecho con la que se debe efectuar, en caso de separación, a repartición de bienes, pero ‘ojo’ no todo tiene que ser conflicto y si tiene una situación de pareja con estas condiciones sepa que ya podrá incluir en la herencia y como beneficiario  de la seguridad social a esa persona con la que lleva compartiendo su vida más de 730 días, aún si es del mismo sexo. 

De hecho,  Jorge Enrique Vélez, superintendente de Notariado y Registro, asegura que de un tiempo para acá, cada vez más personas recurren a esta opción.  Comparando las cifras de los matrimonios entre 2013 y 2014, se evidencia que hay una caída de 3,75% durante el primer semestre. La Ley 54 de 1990 en la que están explícitas estas condiciones es, según Salazar, un avance jurídico muy valioso. “La convivencia se puede acreditar ante un juez con testigos que den cuenta de que lleva el tiempo estipulado por la ley”. Lo único de lo que tendrán que abstenerse las uniones homosexuales será de adoptar hijos, explica el abogado consultor.

El Superintendente señala que el año pasado, cuando se dio la fecha límite para formalizar las relaciones de personas del mismo sexo, pensó que se iban a llenar las notarías con este trámite, pero con sorpresa ha visto que la diligencia es algo atípico. “Como dicen en Medellín, eso no ‘pego’ y la Superintendencia podría decir que la cifra de uniones con estas características es muy bajita y no pasa este año de 12. No han vuelto e inicialmente yo estaba convencido de que dichas uniones iban a darse con mucha frecuencia”.

De acuerdo con un informe del Supernotariado, en 2013, las regiones donde más se unieron las parejas homosexuales fueron en Bogotá con 47 registros; Antioquia, 33; y Valle, 30.

Causas de divorcio 
El código civil en su artículo 154 cita nueve causas. Entre ellas están: la infidelidad, el incumplimiento por parte de alguno de los cónyuges en sus tareas como padre, el maltrato, la embriaguez habitual, el uso de sustancias alucinógenas, una enfermedad física o mental incurable, la separación de cuerpos, conductas que puedan corromper a la pareja y el consentimiento manifestado ante juez competente. La infidelidad que podría considerarse una de las razones más dolorosas y aceptables socialmente para solicitar el divorcio,  es de los casos mas difíciles de probar y en la mayoría de ellos solo puede hacerse cuando hay un hijo por fuera de la unión legal. De lo contrario, consideran expertos, es casi imposible.

Las opiniones

Jorge Enrique Vélez
Superintendente de Notariado y Registro
“Como dicen en Medellín, las uniones del mismo sexo no ‘pegaron’ y en la Superintendencia podría decir que la cifra de uniones con estas características es muy bajita y no pasa este año de 12. No han vuelto e inicialmente yo estaba convencido de que se iban a dar con mucha frecuencia”.

Catalina Acevedo
Abogada especialista en derecho de familia
“Un abogado que cobre ‘barato’ a una pareja económicamente solvente le puede estar fijando el precio de un divorcio sobre $12 millones (20 salarios mínimos). Esto en caso de que la pareja esté de acuerdo con la separación y no tenga hijos, o sea en el caso más sencillo”.

Luis Fernando Salazar
Abogado experto en familia

“La gente en Colombia sigue creyendo en la institución del matrimonio. En especial las mujeres sienten que debe haber un documento legal de por medio para que la relación se conciba como algo legítimo. Me parece genial lo reglamentado en la Ley 54 de 1990”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.