Colprensa Martes, 7 de julio de 2015

Luz Helena Franco Chaparro, directora de Medicamentos y Productos y Biológicos de la entidad, explicó que en dicho fallo se solicita “que los productos con principio activo misoprostol deben, independientemente de causar dependencia o no, tener en sus etiquetas o empaques la franja de color violeta de conformidad con el artículo 73 del Decreto 677 de 1995.”

De acuerdo a lo anterior, indicó que el Invima procedió desde el año 2013 a solicitar a los titulares de los medicamentos con dicho principio activo, la inclusión de la franja violeta, con el fin de que se ajustaran a la decisión proferida por el Consejo de Estado, frente a lo cual dieron cumplimiento los titulares.

El pronunciamiento se dio, luego de que la Federación Colombiana de Obstetricia y Ginecología solicitara a dicha entidad no limitar el uso del Misoprostol, medicamento más utilizado para la interrupción voluntaria del embarazo y para la inducción del parto, situación que aumenta el riesgo de muerte de quienes solicitan estos procedimientos. 

Al respeto, el Vicepresidente de la entidad, Jimmy Castañeda, manifestó que con esta medida el Invima “está limitando el derecho reproductivo de toda mujer, derecho que está consagrado en el Decreto 355 de 2006”, al tiempo que indicó que no comparte el concepto de dicha entidad que afirma que este es un fármaco peligroso. 

“No existe ninguna justificación técnica para que este medicamento esté dentro de una Franja Violeta (medicamentos de alta peligrosidad), por eso invitamos al Invima a que retire el medicamento de la misma y así permita un acceso real para las pacientes que lo necesitan”, puntualizó Castañeda. 

El ginecólogo además mostró su preocupación porque esta situación que se presenta hace aproximadamente un año ha generado que los laboratorios encargados de producir el medicamento estén replanteando su fabricación ya que no se está vendiendo por las dificultades que impone el ente de control de la salud para “mantenerlos y repartirlos”. 

“Este es el fármaco más utilizado para los procedimientos mencionados anteriormente y, al restringir su utilización, nos obliga a realizar procedimientos quirúrgicos que siempre aumentarán el riesgo de morir de las personas”, concluyó el médico.