Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

martes, 11 de marzo de 2014

Como si fuera el segundo bautizo, Luis Guillermo Quintana Viasus, padre del gran ciclista colombiano Nairo Alexander Quintana Rojas, decidió apoderarse del registro de su hijo como marca ante la Superintendencia de Industria y Comercio.

Nairo, quien nació en Tunja el cuatro de febrero de 1990, volvió a nacer en el mercado un 27 de febrero del 2014, fecha en que la SIC, concedió el registro marcario al deportista, después de haber sido él quien lo solicitó.

Para dicho registro, nunca se presentaron oposiciones y hasta la fecha tampoco se han presentado acciones ni demandas de cancelación.

Según Libardo Leyton, asesor de imagen de Nairo, y perteneciente al Movistar Team América, la intenciones de registrar al deportista va ligada a la protección y el uso del buen nombre del ciclista colombiano “ queremos blindar el uso indebido de la imagen y el nombre de Nairo”, aseguró.

De igual forma, Layton añadió que estas acciones tienen un fin positivo “es necesario que nuestro deportista pueda ser parte de acciones comerciales y publicitarias para construir una marca, no solo de resultados deportivos, sino como una exaltación de valores de lo que él significa”.

Por ahora, el deportista no ha lanzado productos o servicios al mercado usando el registro, solo fue una acción de protección; sin embargo en cualquier momento pueden hacer uso .

Sumado a esto, frente al creciente uso del registro marcario hacia los famosos, algunos prefieren registrar su nombre como marca, para protegerse, otros para que no abusen de su nombre, y otros que realizan este tipo de registros para vender algún bien o un servicio al mercado.

Según José Luis Londoño, superintendente delegado para la propiedad industrial, el hecho de que un famoso adquiera una fama, está protegido, para que unos terceros no lo usen en el comercio explotando su reputación “existe un principio de protección de la reputación y del prestigio y no es que exista una norma explícita o especial para que los personajes deban registrarse, es simplemente una acción de protección.

Ceñido a esto, Londoño aseguró que los personajes famosos registran su nombre para identificar productos o servicios, para nada más, “ellos no pueden registrarse como marca, solo por ser una persona famosa, sino es para identificar un producto o servicio para proteger el nombre, no la marca”.

Tal cual, es el caso de Nairo, quien registró su marca en las clases 35 y 41 internacional de Niza, las cuales establecen servicios comerciales y educación, formación y entretenimiento.

En esta misma línea, LR, se ha contactado con los expertos para determinar los límites legales y aspectos jurídicos que se debe tener en cuenta a la hora de registrar un famoso como marca.

Según Javier Delgadillo, experto en marcas de la firma Q&D Abogados, “puede oponerse cualquier persona que tenga un derecho de propiedad industrial protegido; sin embargo, la protección se otorga considerando quién es prioritario frente al tiempo y el nivel de reputación o conocimiento del nombre dentro del público”, aseguró.

Así mismo, Elsa Quinche, experta en propiedad intelectual, sugiere que “estos registros son necesarios, pues de lo contrario es posible que terceros de mala fe intenten obtener provecho indebido de la imagen de la personalidad pública”.

En añadidura, Hernán Ruiz, experto en marcas, afirmó “así se constituye la defensa al derecho de la imagen de los famosos”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.