Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co martes, 2 de junio de 2015

Aunque la exfiscal y ahora senadora Vivian Morales aseguró que “Martínez no necesitaba el cargo que deja para aspirar a la Fiscalía y lo que se dice son suspicacias absurdas” y el funcionario haya dicho ayer que su retiro se debía  a motivos personales relacionados con su firma Martínez Neira Abogados que hace poco concretó una asociación con DLA Piper, uno de los bufetes más grande del mundo, lo cierto es que el tiempo dará la razón.

Cabe recordar que el decreto 1654 de 2014 que lo nombró como Ministro de la Presidencia no establece ninguna inhabilidad en caso tal de querer lanzarse a la Fiscalía.

Sin embargo, este no sería un camino fácil  pues en el sonajero también estaría el actual ministro de Justicia Yesid Reyes, el vicefiscal Jorge Perdomo, el embajador en España, Fernando Carrillo, el jurista Rodrigo Uprimny y el Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otalora.

La última palabra la tendrá el presidente de la República, Juan Manuel Santos,  quien en calidad de nominador deberá escoger una terna que será presentada a la Corte Suprema de Justicia.  Aquí, el alto tribunal realizará un previo estudio de las hojas de vida y según la normativa requiere de un quórum especial que corresponde a las dos terceras partes de la totalidad de sus miembros, es decir 16 votos de los 23 votos posibles.

“El cargo de Ministro de la Presidencia oficialmente no existe la estructura del Estado y rompía la unidad del Gobierno, en el caso de Néstor Humberto el tenía muchas funciones pero no responsabilidades de nada”, manifestó  Germán Sahid, docente de Ciencia Política de la Universidad del Rosario.

Morales aseguró que “su renuncia obedece a la falta de coordinación y de convergencia, entre los ministros de Justicia, Interior y de la Presidencia”.

Las calidades exigidas para este cargo que tiene una periodicidad de cuatro años corresponden a las mismas de un magistrado de la Corte Suprema de Justicia. Es decir, ser colombiano, abogado y no haber estado en la cárcel. También es exigencia haber desempeñado durante diez años cargos en la Rama Judicial, en el Ministerio Público, o haber ejercido por el mismo tiempo el derecho o la cátedra universitaria en disciplinas jurídicas.

La hoja de vida de Néstor Humberto Martínez no es corta.  Se resalta que entre 1997 y 1999 fue ministro del Interior, de 1995 a 1996 estuvo al frente de la Embajada de Colombia en Francia y fue Ministro de Justicia de 1993 a 1995.

En reemplazo de él entraría la actual ministra de Comercio, Cecilia Álvarez, y en esa cartera María Claudia Lacouture.

Las opiniones

Germán Sahid
Docente ciencia política U. del Rosario

“Su lanzamiento a la Fiscalía no es claro aún, pero sí hay un problema de ética de Santos al colocar de Ministro a una persona con aspiraciones a la Fiscalía y exsocia de un bufete reconocido”.

Vivian Morales
Exfiscal y Senadora de la República

“Néstor Humberto no necesitaba el cargo que deja para aspirar a la Fiscalía. Creo que son suspicacias falsas y absurdas infundadas a un hombre que ha ocupado cargos en el Ministerio del Interior y del Justicia”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.