Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Salud Hernández-Mora martes, 16 de agosto de 2016

La polémica generada en torno a las obras de mejora del aeropuerto es uno de tantos focos de discordia. De momento, las han paralizado porque no dejan de mirarse en el espejo de San Andrés, un territorio que han sobre poblado hasta hacerlo insostenible. El analista Harold Bush, que ahora reside en Londres, es una voz independiente y respetada en la isla.

¿Providencia es turismo solo para ricos y para amantes de la Naturaleza?
Es una combinación de los dos. Es costoso pero también va gente que quiere paz, descansar, contemplar la riqueza natural. Por fortuna, se ha preservado la isla, no como San Andrés

Ustedes no sufren la misma invasión de continentales, que está marginando a los raizales...

Los nativos en Providencia seguimos controlando los destinos de la isla.

¿Busca el Gobierno ampliar la pista del aeropuerto para que aterricen aviones grandes?
Lo que uno no entiende es qué pretenden, hay todo un misterio alrededor de eso. Aseguran que no la van a extender y han comprado terrenos que implica que lo van a hacer. Alegan que es para zona de seguridad, pero el aeropuerto no lo requiere. Alguien me dijo “se puede congelar el invierno antes de que la extiendan”. Los providencianos somos bastante peleones, en el pasado se paró la construcción de varios hoteles.

¿La pelea de ustedes es por una isla sostenible?
Queremos que se mantenga como está, la isla no puede permitir la entrada de más gente, de aviones grandes. No puede ofrecer servicios para ese tipo de llegadas.

Un problema crucial es la escasez de agua...
La represa tiene limitaciones, el servicio de agua es muy precario, aunque hace poco estuvo el Presidente reinaugurando el acueducto. Sacaron un comunicado de presidencia diciendo que el agua es 100% potable y no lo es, y que tiene una cobertura de 16 horas al día y es una fantasía. Los hoteles se están quejando de que no hay suficiente agua. Un aeropuerto mayor pone mucha presión sobre los recursos naturales.

Es una isla de solo 17 kilómetros cuadrados...
Es manejable con el flujo actual de turistas, unos 250 o 300 por día. No causan daño, vienen a contemplar la isla, a disfrutarla. Lo que no queremos es que Providencia se vuelva San Andrés, pero el Gobierno no lo entiende. Recuerden que todo el cuento que hay en San Andrés de que volvamos a lo nuestro comenzó en Providencia hace 30 años. No es cosa de ahora.

En Providencia hay una alarmante escasez de oportunidades laborales ¿tienen una idea clara de cómo generar trabajo?
El Gobierno ha impuesto proyectos que no funcionan, como el spa que se volvió un elefante blanco. La isla requiere programas que incentiven la pequeña y mediana empresa, pero desde la perspectiva de Planeación Nacional eso no genera mucha publicidad para ellos. Todo son contratos grandes y megaobras y la isla no necesita eso.

¿Han ido asimilando el fallo de La Haya porque unos aún lloran la pérdida?
Es un poco no querer aceptar la realidad, las aguas ya están perdidas. Hay que intentar acomodarnos a lo que pasa.

Y los raizales tienen muchos lazos con Nicaragua
Si, lazos históricos y familiares. El problema es que hay (en Bogotá) una doctrina estratégica que dice, esto es nuestro y tenemos que defenderlo a toda costa. 

La gente quiere un mayor acercamiento, el Gobierno ha prometido que va a diseñar un tratado de hermandad con Nicaragua, pero no avanza. 

Por un lado habla de dialogar y, por otro, anuncia que no va a comparecer ante La Haya y pide un concepto a la  Cidh, lo cual es hostil a Nicaragua. Uno no sabe qué pretende, maneja varios frentes.

¿No será que mostrar músculo militar frente a Nicaragua, bien visto en el continente, a ustedes les importa poco?
Los cayos del norte quedaron desconectados del resto del archipiélago pero, a todos los efectos, son aguas internacionales, Nicaragua no puede obstaculizar el tránsito de los barcos de pescadores hacia ellos. Lo lógico sería el dialogo, pero Managua también maneja el lenguaje anticolombiano de Venezuela cuando le interesa.

Los raizales son una etnia muy desconocida en la Colombia continental...
Es muy particular, es una etnia anglo-caribeña en un país latino. Somos muy ingleses, tranquilos, contemplativos, hablamos inglés y creole, pero no tenemos el temperamento latino.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.