Colprensa Sábado, 4 de julio de 2015

“Insisto en que la aspersión para Colombia es muy importante, sobre el producto que causa la polémica no me voy a referir, porque lo importante no es el químico, sino que no se eliminen las fumigaciones aéreas”.

Aseguró además que si bien los cultivos de coca aumentaron en el país como lo demuestra el estudio de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en el que se reveló que en último año se incrementaron en un 44 %, pasando de 48.000 hectáreas plantadas a 69.000, pudieron ser muchas las razones de este incremento.

“Es cierto que las plantaciones han aumentado, pero también es cierto que las incautaciones de coca y las destrucciones de laboratorios también lo han hecho. No es posible determinar una razón concreta del por qué, pero es la muestra de que lo que se hace no está siendo del todo eficiente, por lo que se replanteará e intensificará. Lo cierto es que la guardia en este tema nunca ha bajado y no bajará”.