Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Santiago Concha Martes, 18 de diciembre de 2012

En contraste con la difícil situación económica en que se encuentra Europa, a pesar de los efectos aún preocupantes de la crisis económica con la que Estados Unidos arrastró las economías del mundo, y no obstante la desconfianza de los inversionistas reflejada en los tímidos movimientos de capital a través de las bolsas de valores, en el año 2012 Colombia desarrolló un importante nivel de confianza por parte de los empresarios nacionales y los inversionistas extranjeros, que ven en Colombia una ventana de oportunidades en un país que aún lo tiene casi todo por hacer.

Tratados de Libre Comercio vigentes con Estados Unidos, México, el Salvador, Guatemala, Honduras, Chile, Canadá y Cuba, acuerdos como la CAN, CARICOM, MERCOSUR y EFTA, así como potenciales tratados con la Unión Europea, Corea, Japón e incluso China, son un claro ejemplo de cómo la coyuntura política, el dinamismo de los consumidores, la confianza inversionista y las crisis en las economías tradicionales del mundo, han permitido que Colombia deslinde paulatinamente su cultura proteccionista en materia económica, por una posición abierta al comercio exterior, a la inversión de capital extranjero y al aprovechamiento de las oportunidades que presenta la actual redefinición de arquetipos económicos en el mundo.

 
Dicha movilidad económica ha tenido fuertes impactos colaterales en muchos supuestos jurídicos que antes parecían inmodificables, prueba de ello es la ductilidad que están adquiriendo algunas instituciones jurídicas colombianas para adaptarse a los requisitos, obligaciones y derechos inherentes a la apertura de mercados mediante los respectivos tratados y acuerdos de inversión Así las cosas en el 2012 se han venido presentando sendas reformas jurídicas sobre asuntos relevantes para la Inversión Extranjera Directa (IED), en materias tales como arbitramento nacional e internacional, regulación tributaria, agencia comercial, protección de datos personales, protección de derechos de autor, entre otras.
 
Cabe resaltar que el año 2012 no solo le ha hecho honor a la tendencia económica de Colombia, sino que además ha sido un año de importantes resultados económicos y políticos por tres motivos fundamentales: 
 
En primer lugar la IED en Colombia para 2012 ha sido del orden de 13.988 millones de dólares, teniendo un incremento de 600 millones de dólares con respecto al mismo periodo del año 2011. Así mismo, el aumento de la IED a octubre de 2012 fue del 14% con respecto al año 2011, con una canalización de recursos principalmente a los sectores de minas y petróleo. En segundo lugar, gran parte de la IED que Colombia ha recibido en años anteriores se ha conservado en el país, generando así sinergias en la reinversión de utilidades que redundan en mayor inversión de capital para Colombia, lo que permite menores tasas de desempleo y por ende mayor dinamismo en el consumo, situación que finalmente genera un ecosistema propicio para atraer mayores niveles de IED.
 
En tercer lugar, la entrada en vigencia del TLC con Estados Unidos, la firma del TLC con Corea, así como el inicio de negociaciones con Japón y la posibilidad de un futuro tratado con China han generado, y creemos con gran entusiasmo que continuarán generando, cambios de mentalidad en el desarrollo de la industria colombiana, la cual ha venido interiorizando y poniendo en práctica su necesidad de llegar a nuevos mercados, aprovechando para ello las bondades de permitir la entrada de capital extranjero, mientras que por su parte, los inversionistas extranjeros ven en Colombia un país lleno de proyectos, fuertes instituciones estatales y garantías para la IED, todo ello con bajos costos de oportunidad, dadas las crisis en que se encuentran países tradicionalmente receptores de IED.
 
Por todo lo anterior, 2013 tiene los antecedentes y elementos necesarios para que se consolide la IED que ha recibido Colombia, y para que aquellos inversionistas que aún siguen buscando ingreso al mercado latinoamericano y a los países con quienes se han suscrito tratados, aprovechen a Colombia como un hub que se encuentra abriendo nuevos puntos de contacto en beneficio final de los inversionistas.
 
 
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.