Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa jueves, 11 de julio de 2013

El Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, aseguró que la ONU “se apresuró” al afirmar que “hubo exceso de la Fuerza Pública” en las protestas campesinas en la región del Catatumbo, en Norte de Santander, y señaló que estos hechos están siendo investigados por la Fiscalía General de la Nación.

“Pretender que apenas horas después se definan responsabilidades -en la muerte de cuatro campesinos-, es un tanto apresurado, porque implicaría, si se quiere, alguna injerencia. Nosotros consideramos oportuno decir con claridad que aquí hay institucionalidad y que esta actúa”, dijo el jefe del Ministerio Público.

Al señalar que la ONU debió actuar “con tacto” en este tema, Ordóñez indicó que las “conductas que eventualmente pudieran ser censurables no solamente del Estado sino de los particulares que generaron unos episodios bien conocidos” ya están en conocimiento de la Fiscalía.

No obstante, el Procurador General dijo que en el Catatumbo hay una deuda histórica por parte del Estado que hace urgente la presencia de todas las entidades del estado allí.

“(…) ello ha generado una protesta social que la encuentro explicable. Pero hay otros aspectos que tiene que ver con la injerencia de grupos armados por fuera de la ley”, apuntó.

Por eso, dijo, el Gobierno debe actuar “con prudencia y con tacto” y distinguir ambas situaciones para poder dar soluciones efectivas al tema. La respuesta de Ordóñez se dio luego de que la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos declaró mediante un comunicado que los manifestantes campesinos sufrían una “grave vulneración” de sus derechos económicos, sociales y culturales.

En su intervención, el jefe de Ministerio Público pidió a las personas que sean próximas a la guerrilla de las Farc que “salgan del closet” y revelen su afinidad para participar abiertamente en política.

“Existen personas vinculadas a la academia, al mundo intelectual, al mundo político que son próximos a esa organización, pues esos sí pueden participar, si no tienen responsabilidades en la comisión de esos delitos. A esas personas pues que ‘salgan del closet’, que manifiesten su vinculación y coincidencia y esas sí pueden participar en política”, dijo.

El jefe del Ministerio Público reiteró que los integrantes de la guerrilla eventualmente podrán participar en política siempre y cuando no sean responsables de los delitos de lesa humanidad. Sobre la continuidad del proceso de paz, Ordóñez apuntó que se debe tener en cuenta cuáles son los inamovibles y qué se puede avanzar en la negociación con las Farc.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.