Esperanza Santamaria - esantamaria@larepubica.com.co Domingo, 22 de julio de 2012

A tan solo seis meses de definirse quién será el nuevo Procurador General de la Nación, expertos y analistas políticos parecen coincidir en que pese a que Alejandro Ordóñez ha sido un funcionario de fuertes contradicciones y destacados aciertos, sería el único candidato con la fuerza política necesaria para arrasar con la votación en el Senado.

Lo anterior podría decirse que es un secreto a gritos, pues es bien sabido que Ordóñez no solo hizo público el pasado 6 de febrero su deseo por hacerse reelegir por cuatro años, sino que además importantes sectores políticos ya han manifestado su respaldo para que continúe al frente del Ministerio Público.

De acuerdo con el analista político y profesor de investigación de la Universidad Javeriana, Federico García, pese a que Alejandro Ordóñez ha sido fuertemente cuestionado por interponer sus preceptos morales sobre las disposiciones constitucionales, evidente en casos como el aborto y el derecho de igualdades de las parejas del mismo sexo, es claro que tiene una ventaja política frente a quienes  integrarán la terna, pues, sin conocerse en definitiva quiénes serán, Ordóñez ya tendría el respaldo del Partido Conservador, el Partido Liberal y en últimas de la Unidad Nacional en general.

Según el ex presidente de la Cámara e integrante del Partido Conservador, Carlos Alberto Zuluaga,  el actual jefe del Ministerio Público cuenta con el apoyo de este partido. “Ordóñez cuenta con una gran imagen en el país. Ha abanderado el ataque a la corrupción, sancionando a alcaldes y gobernadores de todos los partidos. El Partido Conservador quiere que continúe al frente, ya hemos manifestado nuestro respaldo”, dijo.

Sin embargo, lo que no queda claro aún es por quién sería presentado a la terna, pues según lo dio a conocer en meses pasados el portal de noticias La Silla Vacía, el presidente habría dicho a algunos colaboradores que no estaría muy convencido de hacerlo. Así que, teniendo en cuenta su procedencia y lazos en las ramas de la justicia, lo más probable es que el procurador Ordóñez resulte ternado por la Corte Constitucional.

Demandas opacarían elección

En diálogo con LR, Libardo Espitia, director de servicios públicos de la Red de Veedurías sostuvo que en los próximos días esta entidad radicará ante la Corte Suprema de Suprema de Justicia dos demandas en contra de Ordóñez.

La primera de ellas es por haber inhibido la investigación que el Ministerio Público adelantaba en contra del ex ministro Diego Palacio por haber liberado el tema  vigilancia sobre los medicamentos en 2006. Ordóñez consideró que en este caso no habían motivos suficientes para investigar al ex ministro.

La segunda de estas es por haber dejado prescribir el proceso que se adelantaba en contra de Alfonso Gómez Palacio, luego de que este pasara de ser el presidente de Telecom (pública), compañía que fue liquidada en el gobierno anterior  a Colombia Telecomunicaciones (ahora Movistar), un hecho que, de acuerdo con Espítia, “constituía un fuerte conflicto de intereses, pues Gómez Palacio pasó a representar lo privado con privilegios e información del sector público”, dijo.

Otros que suenan

Aunque sobre la terna no se conocen formalmente la postulación de otros nombres, entre los pasillos de las Cortes y de los espacios políticos tres nombres empiezan a escucharse.

Después de Ordóñez el que más suena es el del ex magistrado y ex presidente de la Corte Suprema de Justicia, Augusto Ibáñez. Ibáñez renunció a esa corporación en abril pasado alegando razones personales.  Según los expertos, él podría ser el candidato de cualquiera de las dos cortes.

Para el analista, Federico García, Ibáñez podría  realizar una buena gestión en la Procuraduría, pues lo considera un abogado progresista cuyos fallos siempre han estado muy acorde al espíritu liberal de la Constitución de 1991.

Sin embargo, Libardo Espitia considera que el ex magistrado no tuvo un componente claro en la Corte Suprema, pues, asegura, permitió que se archivaran importantes investigaciones en contra de Ordóñez.

También suena el nombre de Jaime Arrubla, igualmente ex presidente de la misma corporación y quien ahora esté dedicado al ejercicio de su profesión como litigante y como profesor de derecho.

Arrubla sorteó los fuertes choques con el Ejecutivo y también las mal conocidas “chuzadas del DAS”.

Alejandro Ordóñez

Ordóñez ha tenido un mandato contradictorio. Varios sectores han rechazo su postura contra el aborto, la dosis personal y la falta de reconocimiento de igualdad a las personas del mismo sexo. Sin embargo, otros le reconocen su gestión en importantes sanciones como la que se dio contra Bernardo Moreno por el escándalo del DAS, a Andrés Felipe Arias, por AIS así como las inhabilidades a ex gobernadores Juan Carlos Abadía y Héctor Useche.

Augusto Ibáñez

Con   51 años,  Augusto Ibáñez es  egresado de la Universidad Externado de Colombia, con especialización en la Universidad de Salamanca, en España.  Fue asesor de la Cámara de Representantes, conjuez del Tribunal Superior de Bogotá y miembro fundador del centro de Estudios de Jurisprudencia. Liberó fuertes discusiones en el gobierno de Uribe por  ‘parapolítica’, así como la independencia de la rama Judicial. Renunció en abril de este año a la Corte.

Jaime Arrubla

Arrubla nació en Medellín.  Es egresado de la facultad de derecho de la Universidad Pontificia Bolivariana y especialista en derecho civil. Fue magistrado de la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia, de la cual fue presidente. Justamente en el momento al que perteneció en la alta corte, estalló el escándalo de las conocidas “chuzadas del DAS” a través del cual se interceptaron conversaciones de magistrados, periodistas y políticos.