Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ripe Sábado, 7 de diciembre de 2013

El espionaje a las redes de telecomunicación no debe permitirse, sin importar si la realizan agencias de gobierno como en Estados Unidos, o por algún ente privado, considera el magnate Carlos Slim.

“Lo que hay que hacer es no permitirlo. Hay que cuidar la privacidad y la seguridad de los usuarios. Yo creo que hay que cuidar que no ocurran cosas de ese tipo, como cuidar también que no haya pornografía infantil y ese tipo de cosas”, dijo el empresario.

El gobierno de Estados Unidos, a través de la Agencia de Seguridad Nacional, NSA, procesa diariamente alrededor de 5.000 millones de registros de teléfonos móviles alrededor del mundo, de acuerdo con los documentos filtrados por el excontratista estadounidense de la Agencia Central de Inteligencia, CIA, Edward Snowden. Esto permite al organismo la vigilancia de los movimientos, ubicación y relaciones entre los usuarios estadounidenses en el extranjero, como los usuarios internacionales por igual, utilizando los registros de las mismas operadoras móviles y las señales de red inalámbrica Wifi para mapear un dispositivo.

El presidente vitalicio de Grupo Carso hizo el llamado al cuidado de la información y la privacidad de los usuarios aun cuando en agosto pasado, se descubrió un agujero en la seguridad que comprometió la información de miles de los usuarios de correo electrónico Prodigy, servicio ofrecido por Telmex, una de sus empresas.

Aunque la afectación duró varias semanas, la firma argumentó a través de su vocería que se trató de un error derivado del proceso de mantenimiento de sus servidores. Telmex se encuentra en un proceso de investigación por la existencia del software FinFisher en los servidores de UniNet -filial de Telmex- que detectó el centro de investigación canadiense Citizen Lab, de la Universidad de Toronto, y que presuntamente es utilizado para la intervención de las comunicaciones.