Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co viernes, 21 de junio de 2013

Ala decisión que tomó ayer la Procuraduría de formular pliego de cargos al alcalde Gustavo Petro por las irregularidades en la implementación del esquema de basuras de Bogotá, se suma al aval que hace pocos días dio la Registraduría aceptando las firmas que se presentaron para solicitar la revocatoria del mandatario Distrital.

Temas que vislumbran un panorama oscuro para Petro y lo ponen entre una posible destitución y la revocatoria.

No obstante, el alcalde ha sido enfático en señalar que tiene pruebas que demuestran que el informe de la Registraduría no es real y que ya presentó los recursos de reposición y de apelación. En este nuevo escenario, Petro tendría que defenderse ante la eventual destitución que haría la Procuraduría.

Son tres los cargos que formuló el Ministerio Público, los dos primeros fueron calificados como falta gravísima a título de dolo y el tercero como falta gravísima con culpa gravísima.

En el primero, la Procuraduría calificó que el alcalde pudo incurrir en falta disciplinaria al determinar en el segundo semestre de 2012 al director de la Uaesp, a los gerentes de la Eaab y de Aguas de Bogotá, para que suscribieran los contratos con el objeto de asumir la prestación del servicio público de aseo, sin tener en cuenta que dichas entidades no contaban con la más mínima experiencia y capacidad requerida para dicho fin.

El segundo cargo tiene que ver con la expedido el Decreto 564 del 10 de diciembre de 2012, que adoptó el nuevo esquema de aseo para Bogotá. Según la Procuraduría “se pudo violar el principio constitucional de libertad de empresa, al impedir que otros operadores, distintos a las entidades del Distrito de Bogotá, prestaran, a partir del 18 de diciembre de 2012 y en igualdad de condiciones, el servicio público de aseo en la ciudad capital”. En tercer lugar, la decisión disciplinaria cuestionó al alcalde el haber expedido el Decreto 570 del 14 de diciembre de 2012, mediante el cual autorizó el uso de vehículos tipo volquetas, “decisión que pudo violar las disposiciones constitucionales y legales referentes a la protección del medio ambiente, originando un grave riesgo a la salud humana y al medio ambiente de los bogotanos”, agregó.El Ministerio Público advirtió que el alcalde podrá debatir los cargos en la etapa del juicio que se inicia con esta decisión.

Al respecto, Pablo Bustos, presidente de la Red de Veedurías de Colombia afirmó que el organismo ha presentado varias quejas sobre las múltiples irregularidades presentadas en el esquema de aseo. “Creemos que hubo omisiones de la Administración que deben ser examinadas a fondo, así como las responsabilidades y Petro no puede ser la excepción”.

Por su parte, la directora de la Misión de Observación Electoral, Alejandra Barrios, advirtió que al alcalde lo están poniendo en una situación muy difícil por varios lados y mencionó la revocatoria, el pliego de cargos y además, la oposición del Concejo de Bogotá. Advierte que “no queda muy claro si esa franca oposición está relacionada con las críticas que hay sobre su gestión o que el alcalde cambió una relación clientelista y ‘paro el chorro’. Esta situación indiscutiblemente afecta la administración de la ciudad”, agregó.

Para el concejal de Bogotá, Julio César Acosta, es muy buena la decisión que tomó el Ministerio Público porque el alcalde incurrió en varios errores con la implementación del esquema de aseo. En cuanto al proceso en la Registraduría, aseguró que son decisiones que tiene que asumir porque su administración ha sido nefasta y está atentando contra la comunidad. “La última propuesta sobre el Plan de Ordenamiento Territorial es una muestra clara de que no está haciendo las cosas bien, pero afortunadamente la hundimos. En este momento puede enfrentar una revocatoria y creo que no debería seguir en la Administración”.

De otro lado, el concejal Darío Fernando Cepeda, aseguró que no cree en la revocatoria porque el alcalde fue elegido por cuatro años “gústenos o no”. Además, fue enfático en decir que se deben dar las garantías suficientes para la defensa y que será la Procuraduría la encargada de determinar y explicarle a los bogotanos qué paso en esos tres días en que la ciudad quedó en problemas sanitarios.

Según Santiago Castro, profesor de ciencia política de la universidad Sergio Arboleda, lo que hubo por parte del alcalde fue una improvisación. “Petro puede tener la razón en algunos temas, pero su posición autoritaria lo lleva a no permitir el diálogo y a dejar que muchas veces, quienes le hablan al oído, lo induzcan al error”. Agregó que su forma de gobernar muchas veces cae en escenarios no solo inconstitucionales sino contra la escencia misma de la democracia.

Respuesta de Petro
A través de un comunicado, el alcalde informó que en el transcurso de la próxima semana se notificará personalmente ante la Procuraduría y que luego hará uso de todas las medidas legales a su alcance para defenderse en derecho de los cargos formulados.

“El Alcalde Mayor de Bogotá manifiesta que su gobierno seguirá trabajando incansablemente por una Bogotá mas humana, incluyente, equitativa, amigable con el ambiente y fortalecida en lo público”, concluyó.

Por este mismo caso, esta semana, la Procuraduría formuló pliego de cargos al exgerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, Diego Bravo, y el ex gerente de la Uaesp, Henry Romero, Para el Ministerio Público no hubo planeación ni estudios que hubieran permitido evitar el colapso en el esquema, el cual fue implementado desde el 18 de diciembre 2012.

Las opiniones

Pablo Bustos
Presidente de la Red de Veedurías de Colombia

Nosotros presentamos quejas sobre las irregularidades del nuevo esquema de aseo de la ciudad. Creemos que hubo omisiones de la administración que deben ser examinadas a fondo, así como determinadas e individualizadas de los niveles de la administración Distrital, y Petro no puede ser la excepción.

Alejandra Barrios
Directora de la MOE

El alcalde Gustavo Petro está en una situación muy complicada porque además de las firmas avaladas por la Registraduría para la revocatoria, el pliego de cargos de la Procuraduría, está la oposición declarada de una parte del Concejo de Bogotá. No queda muy claro si está relacionada con las críticas a su gestión.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.