Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Andrea del Pilar Mancera - amancera@larepublica.com.co viernes, 9 de marzo de 2012

La Red de Veedurías le solicitó al contralor de Bogotá, Mario Solano Calderón, que abriera procesos de responsabilidad fiscal a los funcionarios y sociedades que intervinieron en la construcción de la Fase I de Transmilenio, Avenida Caracas y Troncal Autopista Norte.

Estos son el ex alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa Londoño por omisión en la vigilancia de sus denominados como lo dispone el Estatuto Orgánico de Bogotá.

Andrés Camargo en su calidad de Director del IDU quien permitiera los cambios en las especificaciones técnicas. Además, Asocreto, Constructor Conciviles S.A., Interventor Consorcio Integral S.A., Silva Carreño y Asociados y Silvia Fajardo y CIA ltda, y los proveedores de relleno fluido Concretera Diamante-Samper, Premexclados y Metroconcreto y las aseguradoras La Confianza, Seguros del Estado, Mundial de Seguros, Solidaria de Colombia y Cóndor, que intervinieron en la rehabilitación de la Avenida Caracas y Autopista Norte. (Ver gráfico). Según la misiva enviada por el director de Servicios Públicos de la Red de Veedurías, Libardo Espítia, el informe de agosto de 2004 practicado al componente de infraestructura, tuvo como soporte los informes técnicos rendidos en el año inmediatamente anterior cuando apenas se avizoraban los primeros daños de las losas, no obstante, los grupos auditores calcularon 17 hallazgos fiscales por una cuantía de $79.379.7 millones; los cuales la mayoría se encuentran archivados.

Mientras que el informe de diciembre del mismo año, practicado al componente de operación, control y recaudo se calcularon 7 hallazgos fiscales por una cuantía de $1.254 millones. 'Se destaca que en las postrimerías del año 2000 (18 de diciembre) Peñalosa inauguró la fase I con tarifa de $800 por pasaje; el costo total de la infraestructura vial de la fase fue de $1.216.745.922.426 de los cuales $955.680.200.675 fueron aportados por el erario público distrital', dice la comunicación.

A partir de 2003 el IDU ha recibido del gestor Transmilenio S.A recursos públicos para asumir los daños prematuros de las losas puesto que a la administración no exigió en los contratos la etapa de mantenimiento: a marzo de 2011 la Administración ha tenido que destinar de sus recursos $57.744.958.948 para la rehabilitación de 7.580 losas y ahora no se cuentan con $200 millones para continuar reparando 20.000 losas dañadas; cada losa le cuesta al erario público $8.500.000.

Antecedentes
En enero de 1998 llega a la Alcaldía Enrique Peñalosa y adopta el Sistema Masivo de Transporte existente en Curitiba; el cual comienza a materializarse el 4 de diciembre de 1998 con la suscripción de diseños con Steer Davies & Gleave ltda-SD&G que fueran entregados el 5 de noviembre de 1999, la aprobación en el Concejo distrital del agente gestor Transmilenio S.A. en 1999.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.