Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co viernes, 11 de junio de 2021

El expresidente Juan Manuel Santos reconoció que por su paso en Mindefensa escuchó el rumor de los falsos positivos, pero no lo creyó

El expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos, compareció ante la Comisión de la Verdad para dar parte sobre los falsos positivos y cómo se enteró de la práctica dentro del Ejército. Al respecto, pidió perdón y detalló los pormenores de los crímenes que sucedieron mientras fue ministro de Defensa.

"Me queda el remordimiento y el hondo pesar de que durante mi ministerio muchas, muchísimas madres, incluidas las de Soacha, perdieron a sus hijos por esta práctica tan despiadada, unos jóvenes inocentes que hoy deberían estar vivos. Eso nunca ha debido pasar. Lo reconozco y les pido perdón a todas las madres y a todas sus familias, víctimas de este horror, desde lo más profundo de mi alma, que esto nunca nunca vuelva a pasar”, afirmó

El expresidente dijo que cuando llegó a la cartera de Defensa en julio de 2006 tenía el objetivo de acabar con las otrora Farc, y a pesar de que escuchó sobre la existencia de los falsos positivos no creyó que esto fuera posible. Sobre esta práctica que se perpetró desde 2002 hasta 2008 con más de 6.400 casos reportados, Santos dijo que no eran más que rumores sin evidencia que los sustentaran.

El exmandatario añadió que nunca les dio credibilidad porque no concebía que una práctica tan deleznable pudiera estar ocurriendo en las filas del Ejército. Aseguró que en repetidas ocasiones defendió a la institución pensando que eran "malvadas acusaciones".

Santos dijo que empezó a ver la realidad del problema cuando las Fuerzas Armadas empezaron a sentir la presión de conseguir bajas guerrilleras en medio del gobierno de Álvaro Uribe. Las declaraciones del mandatario subieron un escalón al afirmar que los reportes en los batallones estaban basados principalmente por el número de muertes en combate con los grupos disidentes del país.

“Si bien el documento de la política de defensa y seguridad democrática del 2003 dejaba una puerta abierta a la negociación, Uribe en realidad pretendía acabar militarmente a las Farc, quería una derrota total, nunca quiso ni siquiera reconocer la existencia de un conflicto armado, los guerrilleros para él eran unos simples narcotraficantes y terroristas", afirmó.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.