Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ripe lunes, 21 de enero de 2013

Budweiser, Acciona, Havana Club, Corona y Bimbo son algunas de las denominaciones que se han visto envueltas en casos de pleitos entre grandes firmas en Europa, por registros de marcas.

Una reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea zanjó la disputa entre la empresa española Bimbo que se enfrentó a la mexicana Grupo Bimbo en un conflicto por registrar el nombre de esta última. 

 
Finamente la firma hispana ganó el caso, pero lo curioso es que durante el tiempo que duró el proceso judicial, se produjo la compra de Bimbo España por parte de la mexicana, por lo que finalmente todo quedó en casa. 
 
Este es sólo el caso más reciente entre muchos otros que han hecho historia.
 
El caso de Budweiser, se remonta a que se trata de un gentilicio alemán de una ciudad checa con tradición cervecera. En este caso, el Tribunal de la Unión Europea dio la razón a la compañía checa en 2010 para que en Europa tenga el control sobre la marca.
 
En cuanto al nombre Havana Club, este fallo se justificó por un convenio comercial celebrado entre España y Cuba en 1979, en el que se recoge que la denominación Havana no puede ser utilizada en el país ibérico para identificar comercialmente productos originarios de Cuba.
 
Pero uno de los casos más sonados fue el de la cerveza Corona. Pues a pesar de que en los años 80 la compañía azteca adquirió todos los derechos sobre el nombre para ampliar las exportaciones a otros países, en España el proceso fue complicado. Cuando la empresa cervecera desembarcó en ese país se encontró con que las bodegas de la familia Torres ya tenían registrada la marca Corona para el vino. Por ello emplearon la alternativa Coronita. 
 
Corona vs Coronita
Varias son las leyendas en torno a por qué la cerveza mexicana más famosa del mundo opera en España bajo la denominación Coronita.  Esto no es muy sencillo de explicar, pues a pesar de que en los años 80 la compañía azteca adquirió todos los derechos sobre el nombre denominado Corona para ser utilizado como marca y ampliar así la exportación a otros países, en España el proceso fue un poco más complicado. Cuando la empresa cervecera desembarcó en ese país se encontró con que las bodegas de la reconocida familia Torres ya tenían registrada la marca Corona para el vino. Por ello emplearon la alternativa Coronita. En estos casos, las compañías deben acudir al cambio de sus marcas para no competir con firmas que ya se encuentran en el mercado.
 
Budweiser Anheuser vs Busch
Un siglo de disputas ha enfrentado a la estadounidense Anheuser-Busch con la cervecera checa por la marca. Las dos guerras mundiales, con sus efectos políticos sobre Checoslovaquia, hicieron que la marca sufriera cambios, como cuando al estar bajo dominio soviético fue nacionalizada y el gobierno comunista no quiso mantener la palabra alemana Budweiser. Tras la caída del Muro, volvió a ser privada y luchó por su nombre. 
 
Havana Club vs Bacardí
Doce años duró la batalla legal por la marca de ron Havana Club. En 1999, Bacardí acudió a los tribunales para reclamar su propiedad, la que había dejado de utilizar hacía 30 años, pero que había sido rescatada en 1993 por una sociedad integrada por sus competidores Pernod Ricard y Corporación Cuba Ron. En 2005, un juez dio la razón a los nuevos propietarios de Havana Club, decisión que fue ratificada en 2011 por el Tribunal Supremo. 
 
Acciona vs Re-acciona
Acciona se vio inmersa en un conflicto legal cuando puso en marcha una acción de marketing con el lema Re-Acciona. Sin embargo, el grupo de serconsultoría Reacciona, que había registrado su nombre en la Oficina Española de Patentes, no tardó en acudir al juzgado para reclamar que la firma de energía pusiera fin a su campaña comercial, además de reclamar un 1% de los ingresos que generara por haber hecho un uso indebido de la marca.
 
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.