Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co Miércoles, 17 de mayo de 2017

De acuerdo con la información de la SIC, Pipe And Construction International (sucursal de sociedad extranjera), Manufacturas de Cemento S.A. (Titán) y Prefabricados de Concreto Tubox S.A.S., posiblemente infringieron el régimen de protección de la libre competencia económica, “consistentes en la presunta cartelización empresarial para la fijación concertada de los precios para la tubería de concreto para alcantarillado y la repartición del mercado”.

Según la Superindustria, estas empresas dejaron de competir por una década, entre 2004 y 2014, lo que les representó ventas por $250.000 millones en este periodo. Por tal razón, la entidad dirigida por Pablo Felipe Robledo formuló pliego de cargos contra las tres empresas en cuestión, lo que les podría acarrear sanciones, en caso de comprobarse la responsabilidad, de hasta 100.000 salarios mínimos, es decir, más de $73.000 millones. 

En el pliego de cargos, la SIC explicó que las empresas investigadas habrían identificado a los potenciales compradores de este tipo de tubería, principalmente, en proyectos de alcantarillado de Bogotá y sus alrededores, para, de esta manera, “coordinar los precios a los cuales las empresas presuntamente cartelizadas deberían cotizar y vender la tubería de concreto para alcantarillado”.

Manufactuas de Cemento emitió un comunicado en el que aseguró que a la fecha no ha sido notificada oficialmente. “Estaremos prestos atender cualquier requerimiento de la Superintendencia en este sentido y a mantener actualizado al mercado público de valores”, aseguró. 

Para Pablo Márquez, ex superintendente de Industria y Comercio, “es muy importante que la SIC examine este tipo de carteles, porque son los que afectan de manera directa al Estado y a los consumidores”. En el mismo sentido opinó Francisco Cubillos,  director de Administración de Empresas de la Universidad Central, quien explicó que estos casos son recurrentes debido a que no hay “una regulación clara frente al tema, los procesos son muy extensos en su desarrollo y las sanciones no son lo suficientemente contundentes”.

Dentro de las pruebas de la Superintendencia, existen declaraciones, correos electrónicos y archivos digitales, que darían cuenta de cómo se ejecutó el cartel. También se conoció que para no dejar rastro, los altos ejecutivos no usaban sus correos institucionales, sino que empezaron a utilizar aplicaciones de mensajería instantánea.  Los datos se descubrieron gracias al Convenio de Beneficios por Colaboración que suscribió la SIC con una de las empresas involucradas.

Las opinones 

Francisco Cubillos
Director de administración de Empresas de la Universidad Central
“La Superintendencia ha manifestado que no tiene las suficientes herramientas para atacar este problema y, debido a las ganancias de estas prácticas, a las empresas les sale mejor pagar las multas”.

Pablo Márquez
Exsuperintendente de Industria y Comercio
“Esto ocurre debido a la estructura de mercado muy concentrada, es decir, hay  pocos competidores, y eso facilita que se organicen como cartel y aunque se pongan multas, es un fenomemos que se va a repetir”.