Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co Miércoles, 22 de julio de 2015

El año pasado la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca aprobó licencia ambiental por 7,6 años más de operación a Doña Juana. La nueva área de disposición es de 41,52 hectáreas, de un total de 77,6.

El aguacero que se presentó en las últimas horas en el sector del Mochuelo generó  problemas en los últimos 150 metros de los 8 Kilómetros de ingreso del sitio que recibe anualmente cerca de 2,3 millones de toneladas de basura  y que según Ricardo Felipe Herrera, consultor y abogado en régimen de servicio publico de Herrera Cardozo  & Asociados, se quedó corto.

“Bogotá debe de pensar en otra alternativa al occidente de la ciudad que no solo la tenga para casos de contingencia, sino que logre redistribuir los residuos, incluso minimizando costos en transporte”, dijo Herrera.

Jorge Andrés Carrillo, superintendente delegado para Acueducto, Alcantarillado y Aseo, expresó que Doña Juana está en capacidad de  apoyar una contingencia de cualquier otro relleno cercano que se vea afectado, pero muy pocos rellenos tiene la capacidad de apoyar a Bogotá si el inconveniente se presenta allá, ya que no están diseñados ni  preparados para ese  volumen de residuos (6.500 toneladas diarios). El director del Centro de Investigación en Ingeniería Ambiental (Ciia),  de la Universidad de los Andes,  Manuel Salvador Rodríguez,  le había dicho a LR que “cuando se habla de gestión de residuos sólidos, los rellenos deberían ser la última opción. La gestión ha sido mal enfocada, antes de llevar la basura allá hay otras alternativas de valorización”. 

Inconformidad con el servicio
Desde la finalización de las áreas de servicio exclusivo en el año 2011, se han presentado dificultades con alto impacto en el servicio y por lo tanto para los usuarios. Para la Superintendencia de Servicios Públicos y Domiciliarios esto no se debe a que se hubiera configurado un abandono por parte de los prestadores de Bogotá o por falta de interés de los nuevos  por atender a estos usuarios, sino a una limitación a la libre competencia como lo ha expresado la Superintendencia de Industria y Comercio en sus decisiones sancionatorias.

Mientras en 2013 se radicaron 98.097 peticiones, quejas y reclamos. En 2014, las inconformidades obtuvieron  166.446 registros y solo en junio de este año ya iban en 96.883 remisiones.

Las opiniones

ricardo felipe herrera
abogado en régimen de servicios públicos
“Una  lluvia no tiene porqué afectar la operación de un relleno sanitario porque eso hace referencia a una mala prestación y a un mal control, razón por la cual la Superservicios debería de intervenir”.

jorge andrés carrillo
S. DELEGADO ACUEDUCTO, ALTANTARILLADO Y AGUA
“Es tal la cantidad de toneladas a disponer diariamente en Bogotá (6.500) que cualquier alternativa cercana se vería altamente afectada si estos residuos tuvieran que ser dejados en ese lugar”.