Colprensa

Johan Chiquiza Nonsoque - jchiquiza@larepublica.com.co Martes, 7 de noviembre de 2017

También se le acusa de cohecho

La Fiscalía General de la Nación imputó los cargos de lavado de activos y cohecho a Andrés Jaramillo, quien fuera presidente de Conalvías en época de irregularidades en la construcción de Transmilenio por la Calle 26.

A Jaramillo se le acusa de haber recibido más de $55.000 millones como pago anticipado del contrato correspondiente a las obras de la tercera fase de Transmilenio.

Además, de acuerdo con el ente acusador, la fundación “Bogotá, Un Espacio para Amar” recibió pagos de Jaramillo superiores a $13.000 millones con motivo de cuestiones de transporte que no se dieron.

Según información recogida por RCN Radio, el fiscal del caso dijo que “De este contrato 138, Liliana Pardo Gaona, ex directora del IDU, y el señor Jorge Martínez Luna, en calidad de gerente de la firma Injetec S.A., e interventora del contrato autorizaron un desembolso por $57.000 millones como anticipo del contrato que terminó siendo transferido a la firma Infraestructuras Urbanas S.A., gerenciada por el señor Jaramillo López”.