Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla viernes, 15 de marzo de 2019

Seguridad Jurídica y Ambiental, temas vitales en la práctica de esta área del derecho

Los grandes problemas de seguridad jurídica y el desenvolvimiento de grandes proyectos de infraestructura en Colombia han hecho de la práctica de litigios una de las más importantes del mercado.

 

 

Las firmas especializadas en el campo le han apostado por fortalecer su equipo de litigios para garantizar el feliz desarrollo de las grandes inversiones en medio de la gran incertidumbre que se producen dentro de los diferentes desarrollos mercantiles.

El primer ranking de abogados que se publica en el año, Leaders League, destacó a 23 bufetes que se mueven en este medio. Las firmas que lideran el área en el país son: Gómez-Pinzón Abogados, Brigard Urrutia y Posse Herrera Ruiz. En el campo de excelencia están Baker Mckenzie, Botero Salazar Tobón Abogados y Philippi Prietocarrizosa Ferrero Du & Uría (PPU).

En diálogos previos con este diario, el socio de Posse Herrera Ruiz para litigios, Daniel Posse, comentó que uno de los principales puntos problemáticos para esta práctica es la seguridad jurídica. “Es un tema muy difícil de medir porque tiene que ver con decisiones de inversión y con actividades que eventualmente nunca se van a realizar (…) uno de los factores fundamentales de análisis es la seguridad jurídica de la inversión”.

LOS CONTRASTES

  • Daniel PosseSocio en posse herrera ruiz

    “Medir el impacto de la inseguridad jurídica es muy difícil porque tiene que ver con decisiones de inversión y con actividades que eventualmente nunca se van a realizar (...), uno de los factores fundamentales para este análisis es la seguridad”.

Otro punto que es importante para las firmas de abogados en este campo es manejar el campo del litigio estratégico para tener una tasa de sostenibilidad de la inversión en el país.

Uno de los equipos más fuertes en el país es el de Brigard Urrutia. La firma tiene 26 abogados quienes se especializan en grandes controversias civiles, comerciales y administrativas. Son dirigidos por Irma Rivera Ramírez, quien previamente le comentó a este diario que la utilización del litigio estratégico “constituye una herramienta para que, a partir del resultado de un caso concreto, se logre el cambio de una determinada institución jurídica o social en pro del bien común (…) para entre otras cosas garantizar la protección de derechos de alto impacto”.

Sin embargo, los principales escenarios de inseguridad jurídica que más preocupan a las firmas de abogados son: la inestabilidad de las licencias ambientales, el alcance (a veces indefinido) de las consultas populares y el lento desarrollo de los procesos judiciales.

En este mismo sentido se recomienda la labor de otros bufetes catalogados como de muy buena práctica.

Es el caso de 20 otras firmas que la empresa medidora benefició con la categoría de “prácticas valiosas”, título asociado a su fiabilidad.

En recomendados se encuentran CMS Rodríguez -Azuero y Cuberos Cortés Gutiérrez, DLA Piper Martínez Beltrán, Gamboa Abogados, Holland & Knight, Palacios Lleras, Tamayo Jaramillo & Asociados junto con Vélez Gutiérrez Abogados.

También se reconoció en el ranking a Caéz Muñoz Mejía, entre otros bufetes de abogados.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.