Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa sábado, 20 de octubre de 2012

Luego hora y media de reunión entre el vicefiscal General, Jorge Fernando Perdomo y el abogado Albeiro Yepes, defensor del contratista Emilio Tapia, no se logró ayer establecer un arreglo (al cierre de esta edición) frente al preacuerdo que el ente investigador le ofreció al polémico contratista. El plazo que la Fiscalía había dado a la defensa para aceptar o no la propuesta era ayer a las cinco de la tarde.

Emilio Tapia se encuentra procesado por su presunta responsabilidad  y participación en el llamado ‘carrusel de la contratación’ en Bogotá.

Según, el preacuerdo redactado por la Fiscalía, Tapia deberá pagar una condena de 13 años de detención domiciliaria a cambio de brindar información en todos los procesos que se adelantan por el citado escándalo.

La conciliación no se logró ayer, ya que el defensor presentó una contrapropuesta en la que deja por sentado que la condena contra su cliente deberá ser de 5 años y ocho meses de prisión.

A su llegada al bunker del ente acusador, el jurista manifestó que no está de acuerdo que la negociación establezca que su cliente tenga que  pagar 13 años de prisión.

Considera, además, que la pena propuesta por el ente investigador excede los límites legales, por lo que señala sería una condena violatoria a las garantías procesales que acompañan al imputado. Tapia  está siendo procesado por  tres delitos.

“Nosotros deseamos una pena fijada  por un juez de la República, esa es la mejor garantía para la Fiscalía, la defensa, el acusado y la sociedad”, explicó el jurista. Yepes agregó que “la propuesta de la Fiscalía, a mí no me suena”.  

Por su parte el Vicefiscal señaló que no se cambiará la posición ni la propuesta hecha a Tapia  y reiteró que de no concretarse el acuerdo se pedirá  audiencia ante un juez para continuar el juicio en contra del contratista. Sin embargo la defensa no descarta buscar la próxima semana un nuevo acuerdo con la Fiscalía.

Al respecto el   vicefiscal Perdomo, explicó que el preacuerdo con  el contratista parte de un ofrecimiento para que pague una condena de 13 años de prisión domiciliaria y que dé información clave en todos los procesos que cursan por el  escándalo.

Tapia Aldana aceptó su responsabilidad en el delito de concierto para delinquir agravado. Mientras que el preacuerdo que busca con la  Fiscalía es por otros dos cargos que se le fueron imputados  y que no aceptó, celebración indebida de contratos y cohecho por dar u ofrecer.  Se espera que en los próximos días la Fiscalía anuncie si acepta o no la contra propuesta del abogado defensor. De ser rechazada dicha iniciativa se dará paso a la acusación formal contra Tapia Aldana como el mismo Vicefiscal lo anunció esta semana.
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.