Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Reuters Viernes, 26 de mayo de 2017

El mandatario dijo que expedirá las normas antes de que se acaben las facultades especiales otorgadas por el Congreso para implementar el acuerdo de paz que firmó en noviembre pasado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para acabar una confrontación que ha dejado 220.000 muertos.

“Quiero destacar cuatro programas que vía decreto y vía Congreso claves para (la implementación de) la Reforma Rural Integral prevista en el acuerdo y con la que vamos a saldar la deuda histórica con el campo colombiano, condición indispensable para que la paz sea estable y duradera”, dijo Santos en un acto de Gobierno.

El mandatario reveló que las leyes prevén la distribución de 3 millones de hectáreas a las 600.000 familias que nunca han tenido acceso a la tierra, un programa de desarrollo en los territorios más afectados por el conflicto, construcción de carreteras en esas zonas y un sistema de registro de predios.

“La propiedad privada siempre será respetada. Aquí no se le va a quitar la tierra a nadie”, afirmó Santos en una respuesta implícita al derechista Centro Democrático del expresidente Álvaro Uribe, el principal crítico de los acuerdos de paz con las Farc.

Adicionalmente, Santos pidió al Congreso que prorrogue por seis meses más el Procedimiento Legislativo Especial para la paz, que le da facultades especiales y le permite enviar al legislativo normas reduciendo el tiempo de los trámites, en momentos en que 7.000 antiguos guerrilleros de las Farc avanzan en la dejación de armas y la conformación de un partido político.

Con el procedimiento denominado “Fast Track”, el Gobierno logró la aprobación de leyes como la que garantiza la amnistía a los antiguos combatientes de la guerrilla que no estén implicados en crímenes de guerra, pero aún faltan normas para implementar por completo el acuerdo de paz.

El Gobierno de Santos tiene la mayoría necesaria para aprobar las leyes y reformas de implementación, pese a la oposición del expresidente Uribe, una fuerza minoritaria que exige cárcel para los jefes de las FARC y se opone a que puedan postularse a cargos de elección popular.

Mediante su cuenta de Twitter, el presidente Santos dijo que entre las normativas que saldrán a través de este mecanismo se destaca el proyecto de tierras, que prevé la distribución de tres millones de hectáreas a las 600.000 familias que nunca han tenido acceso a la tierra.

En segundo lugar, el primer mandatario indica que “un ambicioso programa de desarrollo en los territorios más afectados por el conflicto”.

La tercera normativa estará ligada a la implementación en todo el país de un catastro moderno mientras que el cuarto estará cobijado en los proyectos de vías terciarias.
Santos subrayó que “la propiedad privada siempre será respetada. “Aquí no se le va a quitar la tierra a nadie”.

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.