Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co Sábado, 3 de agosto de 2013

Esta semana volverá a debate en el Congreso de La República un proyecto de reforma constitucional que pretende establecer la segunda vuelta para la elección de los mandatarios en las principales ciudades del país.

La iniciativa fue presentada en el primer semestre del año y recibió aprobación en primer debate.

El senador Juan Lozano, cabeza ponente del proyecto, afirma que se incrementaría la representación de los mandatarios en ciudades con más de 1 millón de habitante y robustecería la participación de las terceras fuerzas políticas. Además dijo que si el proyecto se hundió en la primera mitad del año, “no fue por falta de apoyo sino exceso de entusiasmo”.

En el periodo legislativo pasado, empezaron a decir que no sólo fuera para las principales ciudades sino para todos los municipios del país, y de paso los 32 departamentos. Es imposible, yo mismo estoy de acuerdo que no sea para todo el mundo”, afirmó Lozano.

Así mismo, el senador del Partido de la U, Juan Carlos Vélez, otro de los congresistas que presentó el proyecto, sostiene la necesidad de elegir a los mandatarios locales con la mayoría absoluta para solventar problemas de legitimidad.

“No prosperó por temas de tiempo, pero lo importante es tenerlo. Nosotros estamos de acuerdo, es necesario porque no podemos tener alcaldes con muy pocos votos. Todos los mandatarios se deberían elegir por mayorías. Es más democrático, indudablemente”, dijo el Congresista.

Desde la academia, hay algunas posturas en contra del proyecto que ven cuál es el significado de la realización de los segundos comicios en las principales ciudades del país.

A Beatriz Franco, profesora de Ciencia Política de la Universidad del Rosario, le preocupa la representación y legitimidad que buscan estos ideas en el Congreso.

“Este es un tema que tiene tanto de largo como de ancho. En la democracia prima la mayoría con respecto a las minorías. Cuando se habla de representatividad hay que mirar a qué se hace referencia, porque realmente es hacer presente lo que no está presente y eso es la heterogeneidad del pueblo. Es así como se marginan las terceras fuerzas políticas con el argumento de la legitimidad de las mayorías”, aseguró Franco.

Antonio Navarro, vocero nacional del Movimiento Progresistas y constituyente de la Carta Magna de 1991, afirmó que la iniciativa presenta una falta de practicidad y representa unas ideas que no precisan de presupuestos tan elevados.

Para el dirigente, esa reforma “no se necesita. Es un costo alto y tiene un doble problema financiero, tanto para el Estado como para la campaña de los candidatos”.

Según la Registraduría General de la Nación, no es posible hacer una estimación exacta del costo por ciudad en el caso de presentarse una segunda contienda electoral. Desde las elecciones de octubre de 2011 ha aumentado el censo electoral, se implantó la identificación biométrica y se espera que los ciudadanos puedan realizar su votación electrónicamente; razones por las cuales, hacer un cálculo hoy es ilusorio.

Sin embargo, hay algunos datos que dimensionan a cuánto podrán llegar estos segundos comicios. Las elecciones de gobernadores, alcaldes, diputados y concejales de 2011 costaron $290.000 millones.

Para los comicios atípicos de Caldas de agosto de 2013, la Registraduría pidió $9.000 millones y le fueron concedidos $7.600 millones para 1.617 mesas distribuidas en 244 puntos de votación. Este departamento cuenta con 968.740 habitantes, según el censo del Dane de 2005.

La elección atípica de alcalde en Cartagena, ciudad próxima a llegar al millón de habitantes, tuvo 1.385 mesas de votación y costó $7.400 millones. De este total, $2.780 millones se destinaron para la instalación de 700 mesas biométricas, $865 millones fueron para los procesos de preconteo y escrutinio y $680 millones para la digitalización de los formularios. El dinero restante se presupuestó para comida, transporte, impresiones y comunicaciones.

Lo cierto es que esta semana la iniciativa vuelve a debatirse.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.