Procuraduría

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co miércoles, 27 de mayo de 2020

A partir de un informe de la Sociedad Colombiana de Ingenieros se reveló que no se cumple con la norma de sismoresistencia

El procurador Fernando Carrillo estuvo junto a la ministra de Cultura, Carmen Inés Vásquez hablando de los nuevos hallazgos encontrados del proyecto Aquarela de Cartagena que puso en riesgo el Patrimonio de la Humanidad de la ciudad.

A partir de un informe de la Sociedad Colombiana de Ingenieros se reveló que la edificación no cumple con la norma de sismoresistencia NSR-2010, por lo que el procurador Carrillo explicó que “debe ser demolido inexorablemente”.

El estudio de la Sociedad Colombiana de Ingenieros concluyó que la torre no resistiría los cambios de diseño requeridos para la restitución al Distrito de 619,5 Mts ocupados irregularmente. Adicional a eso, la estructura le hace falta 30% de rigidez global y más de 90% de resistencia en una cantidad considerable de muros estructurales para cumplir normas de sismoresistencia.

“La incertidumbre y por las determinaciones técnicas que se han dado alrededor del edificio Aquarela, ya hay que tomar decisiones de policía y administrativas que pongan fin a lo que ha sido lamentablemente una pesadilla y puede convertirse en una tragedia para la ciudad de Cartagena”, indicó Carrillo.

El edificio Aquarela  se encuentra a unos metros del Castillo San Felipe de Barajas en Cartagena y deberá ser demolido en un plazo de dos meses.

La ministra Vásquez Camacho aseguró que el informe suministra los elementos técnicos necesarios para que las autoridades distritales ejecuten las órdenes impartidas en el proceso policivo sancionatorio.

Desde 2017 la Unesco ya había advertido que el edificio afectaba la vista del Castillo desde el Centro Histórico y, por ende, el gobierno colombiano debía estar obligado a adelantar una serie de medidas para proteger el patrimonio.

"No solo violó la altura permitida, sino que es un monumento a la ilegalidad al planificar torres de 32 pisos", aseguró Vásquez.

En relación con las declaraciones entregadas por parte del Ministerio de Cultura y la Procuraduría, la constructora encargada en un comunicado afirmó desconocer el estudio adelantado, así como su alcance y sustento técnico.

Adicional a ello dijo que el proyecto fue debidamente licenciado por las autoridades con base en las normas de ordenamiento territorial vigentes y que los estudios de ingeniería que ampararon la construcción del proyecto habitacional Aquarela fueron aprobados a través de licencias urbanística que actualmente mantienen su carácter legal (Ver anexo).

“Las decisiones policivas que ordenaron la restitución del espacio público fueron demandadas ante la jurisdicción contencioso- administrativa, como quiera que adolecen de irregularidades de tipo técnico y jurídico”, indicaron en el comunicado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.