Colprensa Jueves, 18 de diciembre de 2014

La condición a la que se refirió el primer mandatario fue la de la verificación internacional solicitada por las Farc, diciendo que esta será una de las discusiones de la mesa de negociaciones en La Habana, cuando se toque el punto del fin del conflicto. 

“Lo recibimos como un buen regalo, es como una flor que recibimos pero cuando abrimos el regalo, hay un tallo lleno de espinas. Vamos a quitarle las espinas a ese tallo y nos vamos a quedar con esa rosa que nos acaban de enviar, por eso pusimos muy claro cuál será nuestra posición frente a la oferta que nos enviaron las Farc”, advirtió Santos desde un evento en Chocó. 

Así mismo, dijo que las Fuerzas Militares tienen la obligación de cumplir con su deber constitucional de defender los derechos de los colombianos, pero admitió que con este gesto se avanza en el camino al cese del fuego bilateral. 

Incluso, el jefe de Estado destacó el acto de reconciliación y perdón que realizaron las Farc a las víctimas de la masacre de Bojayá por el ataque que en mayo de 2002 dejó más de 79 personas muertas según un informe del Centro de Memoria Histórica. 

“Eso es lo que esperamos de las Farc y del proceso, que todo ese dolor que ha generado esta guerra de más de cincuenta años podamos dejarlo atrás, que cerremos esa fábrica de víctimas y reparemos a las víctimas que nos dan una lección de vida, pues están surgiendo con más generosidad y disposición a la reconciliación que el ciudadano promedio”, concluyó el mandatario.