Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co jueves, 17 de octubre de 2019

Además, de los líderes, ocho organizaciones de la sociedad civil fueron fortalecidas y acompañadas por Nimd.

Durante 20 meses, el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (Nimd), financiado por la Unión Europea, trabajó en Cauca, Caquetá, Tolima, Guaviare, Meta, Cesar, La Guajira y Córdoba para promover la participación, representación, pluralismo e inclusión como asuntos claves para la edificación de una democracia más incluyente, receptiva y efectiva, a través del proyecto Acción Democrática para la Paz. Como resultado, cerca de 600 líderes políticos y sociales regionales cuentan ahora con capacidades democráticas para incidir positivamente en el desarrollo de sus territorios.

Junto a ellos, 116 excombatientes tienen herramientas para participar efectivamente en el sistema político colombiano, debido a la red de las Escuelas de Formación para la Democracia (EFD).

De acuerdo con el informe expuesto ayer por Andrés Sáenz, gerente del proyecto, el apoyo a la democracia en América Latina está en sus niveles más bajos desde hace 15 años.

“Solo 57,7% de los latinoamericanos apoyaron la democracia en 2019, frente a 67,6% en 2004”, resalta el informe. Además, señala que desde 1990 solo se ha tenido una tasa de participación por encima del censo electoral en 1998 y en 2018; y seis de cada 10 jóvenes no confían en instituciones democráticas y solo cuatro de cada 10 salen a votar.

Debido a este panorama es que nació el programa, para así fortalecer las capacidades de los actores políticos y mejorar el desempeño de sus funciones de representación.

Otro objetivo es la promoción de escenarios de formación y diálogo para el fortalecimiento de la cultura democrática y de reconciliación. Como también el acompañamiento y visibilidad de los compromisos de participación política del Acuerdo Final de Paz.

Además, de los líderes, ocho organizaciones de la sociedad civil fueron fortalecidas y acompañadas por Nimd, de los ocho departamentos más afectados por el conflicto armado en Colombia, para así contribuir al mejoramiento de la cultura política, la democracia, y la cultura de la reconciliación, beneficiando a más de 3.400 personas con sus actividades.
Así mismo, otro objetivo del proyecto es aumentar la participación política de las mujeres en el país. De 1994 a 2018, Colombia solo presentó un aumento de 10% en la participación política de las mujeres.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.