Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Miércoles, 28 de marzo de 2012

El Proyecto de ley Estatutaria aprobado este martes en su segundo debate por la plenaria de la Cámara de Representantes.La iniciativa, de la cual es autor el representante liberal Guillermo Rivera, contempla que las revocatorias del mandato, de ahora en adelante, serán más sencillas de adelantar.

Actualmente los ciudadanos deben recolectar al menos un número de firmas que represente 40% de los ciudadanos frente al número de votos de la elección en la que fue elegido un gobernador o un alcalde.

Sin embargo, con este proyecto de ley los distritos y los municipios de categoría uno y dos, solamente necesitan 20% de apoyo ciudadano; los de categoría tres y cuatro, requieren el 30%; y los de categorías quinta y sexta, el 40%.

Hoy día para que la votación de un proyecto de revocatoria del mandato surta efecto, se requiere que al menos el 55% de las personas que votaron de la elección de alcaldes y gobernadores, participen de la revocatoria. Con este proyecto, eso se disminuye a un 15% menos de votos.

'Si este proyecto de ley pasa los dos debates que le restan habrá muchas más posibilidades de que prosperen procesos de revocatoria del mandato', explicó Rivera.

De acuerdo con el coordinador jurídico de la Misión de Observación Electoral, MOE, Juan Gabriel Navarrete, desde que se aprobó la Ley 134 de 1994, que fue la que reguló el tema de la revocatoria del mandato, en el país no ha prosperado ningún tipo de iniciativa de este tipo.

Según una investigación realizada por la MOE, hasta la fecha se han presentado 130 iniciativas de revocatoria, de las cuales 96, es decir, el 73% se quedaron en la etapa de recolección de firmas, por lo cual el analista considera que es muy acertado la reducción de las firmas en la Ley Estatutaria.

'La MOE ve con buenos ojos que se reduzcan las firmas para poder presentar la iniciativa de revocatoria del mandato, como lo propone el actual proyecto y compartimos el hecho de que no haya una disminución generalizada de las firmas, sino que esta atiende a la categoría del municipio', sostuvo Navarrete.

Lo que resulta más difícil dentro del proceso, sostuvo el experto tiene que ver con la etapa de votación en la que hay una disminución del 15% del umbral de las personas que deben participar, el cual actualmente se encuentra en el 55%. Disminuir dicho porcentaje del umbral para que prospere la iniciativa, de acuerdo con Navarrete, podría ser peligroso, sobre todo en municipios más pequeños, toda vez que este hecho podría generar inestabilidad en los gobiernos locales. 'El abstencionismo en ese tipo de procesos de revocatoria afecta lo mismo que en los procesos de votación', sostuvo.

El proyecto de participación ciudadana contempla además que todos los servidores públicos de elección popular estén obligados en rendir cuentas a los ciudadanos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.