WSJ

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

The Wall Street Journal lunes, 3 de mayo de 2021

La pregunta surge a medida que se vacunan más estadounidenses y se eliminan los mandatos estatales de máscaras

A medida que se vacunan más estadounidenses y se eliminan los mandatos estatales de máscaras, ¿puede mi empleador prohibirme usar una máscara en el trabajo? Siempre que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomienden que las personas usen máscaras y distancia social en el trabajo y en otros lugares, usted tiene una base legal firme, dicen los expertos en el lugar de trabajo.

Los mandatos estatales o locales de máscaras y las órdenes ejecutivas ofrecen aún más protección. Pero algunos estados nunca exigieron máscaras y otros han levantado sus mandatos. A medida que ingresamos a las fases futuras de la pandemia, existe cierta ambigüedad sobre si tendrá el derecho legal de usar una máscara en el trabajo. Las personas con discapacidades tienen mejores protecciones en esta situación que aquellas sin una discapacidad documentada.

“Con la forma en que se politizó el uso de máscaras, vamos a ver mucho de esto”, ya que algunos empleadores intentan enviar un mensaje de que todo ha vuelto a la normalidad, dijo Wendy Gower, directora del programa de discapacidad, inclusión y alojamiento en el Instituto Yang-Tan sobre Empleo y Discapacidad de la Universidad de Cornell. “Todo se reduce a ¿su empresa tiene la obligación de seguir la orientación de las autoridades federales y también estatales y locales?”, dijo Gower.

La Administración de Salud y Seguridad Ocupacional citó al propietario de una empresa de preparación de impuestos de Massachusetts por prohibir a sus empleados y clientes usar máscaras en la oficina. Fue multada con más de US$136.000 por “no implementar deliberadamente medidas para prevenir la propagación del coronavirus”, según un comunicado de prensa del. Massachusetts tiene una orden ejecutiva en vigor que requiere máscaras en lugares públicos.

En esta fase de la pandemia, las expectativas para los trabajadores y empleadores son bastante claras, dijo Jim Paretti, abogado de la firma de abogados laborales Littler Mendelson.

El CDC dice que los gerentes y dueños de negocios deben “asegurarse de que todos los empleados usen máscaras de acuerdo con las pautas de los CDC y OSHA, así como con los requisitos estatales o locales”.

Aunque esta es una guía, no una regulación, los empleadores la violarían “bajo su propio riesgo, incluso si todavía se encuentra en el ámbito de las recomendaciones justas”, dijo Paretti.

“Si el peso de la sabiduría convencional dice que esto es lo que los empleados deberían estar haciendo, a menos que y hasta que lleguemos al lugar donde los CDC dicen que hemos logrado suficientes vacunas que no vale la pena mantener las mascarillas, lo consideraría un posible problema de responsabilidad”.

Las cosas se vuelven mucho más ambiguas cuando salimos del territorio pandémico, dicen los expertos. La OMS declaró la crisis de covid-19 como una pandemia en marzo de 2020, y los CDC utilizan el mismo lenguaje en su guía. Cuando esas entidades vean suficiente evidencia para quitar la etiqueta de pandemia, personas y empleadores tendrán más discreción sobre cómo manejar las máscaras, dijeron Gower y Paretti.

Si alguien quiere usar una máscara “creo que muchos empleadores dirán, ‘lo que sea que te haga feliz’, porque tampoco quieren que la gente se enferme”, dijo Gower. Pero una vez que se elimine la orientación pandémica, “es posible que puedan decir ‘no, no se puede’”.

En este momento, las únicas personas cuyo derecho a usar una máscara puede reemplazar el derecho de su empleador a dictar los estándares del lugar de trabajo, los códigos de vestimenta y el comportamiento, son aquellos que tienen una discapacidad que los hace más susceptibles a una enfermedad grave por una infección como covid-19. Pueden solicitar adaptaciones bajo la Ley de Estadounidenses con Discapacidades, dijo Gower. “Pero no hay protección si no tienes una discapacidad”, agregó.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.