Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Ripe

miércoles, 2 de abril de 2014

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha afirmado que la reforma tributaria busca incentivar la capacidad de consumo de las rentas medias y bajas.

Además, Ferre ha negado de nuevo que esta bajada de impuestos se vaya a compensar con una subida del IVA y ha desmentido tajantemente un alza del arroz y el pollo. Se trata de devolverles o de que recuperen poder adquisitivo, añadió. Pero aunque sean el principal objetivo, Ferre ha asegurado que la reforma afectará también al resto de contribuyentes.

Preguntado por si el Gobierno va a subir el IVA de algún producto de 10% a 21%, como el pollo o el arroz, Ferre lo ha negado tajantemente y también ha negado que vaya a subir ningún Impuesto Especial, sino que lo que va a haber una reordenación de la tributación medioambiental, ha dicho.

Miguel Ferre ha recordado que en los dos primeros meses de este ejercicio, la recaudación fiscal se ha incrementado 6,5%. Los datos de 2014 “confirman un cambio de tendencia”, ha insistido Ferre, quien se ha referido también a los datos de paro conocidos hoy, afirmando que la caída del empleo se ha detenido. Igualmente, se ha referido a los datos de recaudación del IVA que, en su opinión, indican que el consumo privado se está recuperando. Durante su intervención en el XXI Encuentro del Sector Financiero organizado por Deloitte y ABC, Ferre ha repasado hoy las principales actuaciones realizadas por el Gobierno, con el objetivo de ajustar las cuentas públicas de España.

“La consolidación fiscal va a seguir siendo una prioridad de este Gobierno”, ha afirmado.

El déficit estructural, es decir, sin tener en cuenta la carga financiera, ha sido reducido de forma importante. En 2013 este país tuvo un saldo superávit.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.