Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Natalia Cubillo Murcia - ncubillos@larepublica.com.co Miércoles, 9 de marzo de 2016

De acuerdo con la publicación, el contrato de $420 millones fue afectado por imprecisiones en las hojas de vida que dieron ventaja a la universidad en el proceso de contratación. 

Entre las personas desvinculadas están dos “encargados de la estructuración de las licitaciones” y el director de la Unidad de Consultoría, John Rubiano.

Las imprecisiones tenían que ver con la “certificación de experiencias y conocimientos, hojas de vida que no corresponden a la verdad. Inflaron hojas de vida”, aseguró Velásquez.

El gran problema fue el escaneo de la firma de uno de los representantes legales de La Sabana, que habría certificado la idoneidad de las hojas de vida de los vinculados en el contrato.

“Cuando ese proceso lo debe hacer en Recursos Humanos y otras dependencias de la Universidad”.  Si bien la versión de Semana asegura que la información de las irregularidades llegó por mensajes anónimos a la Fiscalía, el rector sostuvo que a penas se enteraron de las imprecisiones alertaron al ente de control. 

La Fiscalía iniciará las investigaciones correspondientes que afectaron el contrato y por ahora la posición de la universidad es la presunción de inocencia de sus funcionarios, pero que ellos continúen el proceso alejados de la institución. 

Aunque no hay por ahora una posición de Eduardo Montealegre, una fuente cercana a la entidad aseguró que aún queda camino por recorrer pues todavía no se ha liquidado el contrato, “eso debe demorar 3 meses y después hay que volver a hacer el concurso, y por ahora no hay un tiempo determinado”. 

Lo cierto es que ese concurso era para  nuevos fiscales, dice, lo que no afecta la estructura actual de la entidad. 

Suspensión

Semana aseguró que el sábado “4 de marzo la Fiscalía y la Universidad de la Sabana firmaron de común acuerdo el acta de suspensión del contrato No. 0126 del 2015.

Este lío no afecta la aplicación de concursos de este tipo, agregó Obdulio Velásquez, lo que sí quedó claro es que la entidad hoy es libre para hacer otro concurso para el ascenso y selección de nuevos funcionarios. “Lo más conveniente fue de mutuo acuerdo terminar el contrato para evitar suspicacias”.

La opinión

Obdulio Velásquez
Rector de La Sabana

“Con estos hechos la confianza queda lesionada. A la Fiscalía se le dañan los procesos, todo el mundo quedó como engrapado con estos hechos y, en fin, de alguna manera perjudicados”.