Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Expansión - Madrid martes, 5 de marzo de 2013

El año pasado el juez británico Robin Jacob declaró a favor de Samsung en el juicio que se celebraba sobre el supuesto plagio en los diseños de los ‘tablets’ de la compañía surcoreana con los de Apple.

Tras esto, Apple apeló la sentencia y finalmente se obligó a la compañía de la manzana a publicar un anuncio donde pedían disculpas y reconocían que no existía plagio alguno.

El juez Robin fue uno de los tres encargados de sentenciar a favor de Samsung y además, durante el juicio, añadió la falta de integridad por parte de la compañía de Cupertino a la hora de presentar el caso ante los tribunales.

Pero según recoge Florian Mueller en su blog FOSS Patents, este jueves el abogado de Samsung presentó las renovaciones de las órdenes de protección correspondientes a nueve expertos entre los que aparecía el nombre de Robin Jacob.

Parece que dicho juez ha comenzado a trabajar para el equipo legal de Samsung, ayudando a la compañía como experto, en un caso contra Ericsson.

Hace años, Jacob dejó los juzgados de lado para dedicarse a la enseñanza. Después de un tiempo fue llamado a prestar servicio y ayuda al juez que llevaba el caso de Apple contra Samsung por el diseño de las ‘tablets’. Esto es totalmente legal ya que la ley británica permite que un magistrado pida ayuda a un exjuez. Cuatro meses después del juicio, Jacob fue contratado por la compañía coreana y, dado que estaba retirado de los juicios, la contratación fue totalmente legal. Según ha explicado Samsung, Jacob no ha sido contratado como representante legal sino como experto en propiedad intelectual.

“Robin Jacob no es un representante legal de Samsung Electronics. Es un académico y experto en propiedad intelectual altamente reputado y ha sido contratado como experto por un bufete que representa a Samsung Electronics en su caso contra Ericsson”.

Lanzamiento
La surcoreana Samsung Electronics, el principal fabricante mundial de teléfonos avanzados, usa el sistema Android, al igual que fabricantes chinos como Huawei y ZTE. En septiembre pasado, el lanzamiento de un smartphone entre Acer y una unidad del grupo Alibaba se canceló por lo que Alibaba dijo que eran presiones de Google sobre el grupo taiwanés. Representantes de Acer y Google no quisieron hacer comentarios sobre el asunto en aquel momento.

La firma de investigación tecnológica IDC ha estimado que China ha sobrepasado a Estados Unidos como el principal fabricante mundial de smartphones en 2012, representando un 26,5% de todos los smartphones despachados. En 2010, Google se retiró parcialmente de China alegando censura y después sufrió un episodio grave de piratería que la compañía aseguró que procedía de China. Desde entonces, la participación de Google en el mercado de búsquedas en China ha caído de casi un 30% al 15% a finales de 2012.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.