Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Natalia Cubillo Murcia - ncubillos@larepublica.com.co jueves, 2 de junio de 2016

Su innovación no fue solo física, sino que tuvo su trámite ante la Superintendencia de Industria y Comercio a través del registro de la marca nominativa  Galaxy J3, para distinguir productos comprendidos en la clase 9 Internacional de Niza, que incluye teléfonos móviles, portátiles, y tablets, entre otros. 

En primera instancia la Dirección de Signos Distintivos negó el registro marcario, pero el futuro del signo cambió cuando fue avalada su protección por diez años en la Delegatura para la Propiedad Industrial. 

En el documento firmado por María José Lamus la negación del signo se dio producto del análisis de registrabilidad que hizo por iniciativa propia al no obtener observaciones tras la solicitud del signo.

En el curso de este proceso se encontró la existencia de J3 Technology Group, en la misma clase internacional de la solicitante, y con una vigencia que expira el 28 de mayo de 2022. 

“Los signos apreciados en conjunto de manera sucesiva y no simultánea, presentan similitudes susceptibles de generar confusión o de inducir al error al público consumidor”, se reseña en el texto. 

Y se señaló que la ausencia de elementos gráficos “impide su diferenciación frente a la marca previamente registrada”.

Tras la negación del signo, Luz Clemencia Páez, apoderada de la empresa tecnológica Samsung, argumentó que el signo solicitado era lo que se conocía como una marca de fantasía llevando la idea de “galaxia” a los consumidores con la expresión Galaxy.

El complemento no solo se encuentra ya registrado por la misma empresa y en la misma clase internacional, sino que se presenta el fenómeno de “familia de marcas, que no puede ser desconocido por la autoridad de propiedad industrial”, dijo Edgar Iván León, experto en Propiedad Industrial y docente de la Universidad del Rosario. 

Para Catherine Zea, también abogada experta en temas marcarios, “aunque el signo solicitado comparte elementos de una marca previamente registrada, al considerarlo en su conjunto posee la suficiente distintividad para eliminar cualquier riesgo de asociación o confusión”.

Acogiendo estos argumentos, la Delegatura para la propiedad Industrial avaló el registro marcario, con el documento firmado por la superintendente encargada, Cecilia Isabel Nieto Porto. 

La funcionaria agregó que “la expresión Galaxy tiene la carga semántica suficiente para ser el vocablo de mayor distintividad del conjunto marcario, siendo J3 un elemento secundario”.

Ante la decisión de la Superintendencia de Industria y Comercio no proceden recursos y cualquier decisión discordante debe allegarse al Consejo de Estado. 

Galaxy en la SIC
Al buscar la palabra Galaxy en la Superintendencia de Industria y Comercio se puede visualizar 38 trámites, de los cuales, uno está en la fase de publicación, otro fue rechazado, tres han sido solicitados, dos cancelados, uno está en estudio de fondo y los demás fueron concedidos. Las clases son variadas: 2, 5, 6, 9, 11, 12, 14, 16, 17, 19, 21, 27, 30, 33, 34, 38, 42 y 99.

La opinión

Edgar Iván León Robayo
Docente de la Universidad del Rosario

“Aunque las marcas coinciden en cuanto a la expresión J3, en realidad no existe semejanza de ninguna naturaleza desde los puntos de vista conceptual, ortográfico, fonético o visual”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.