Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Melisa Echeverri - mecheverri@larepublica.com.co Miércoles, 3 de febrero de 2016

De acuerdo con un comunicado de la Superintendencia de Industria y Comercio, la empresa Jorge Hané Laboratories Colombia fue multada por la suma  de $708,7 millones a causa del engaño.

Mónica Ramírez, superintendente delegada para la Protección del Consumidor, afirmó que “el mensaje, al contener anuncios como ‘el Gurú Internacional de la Pérdida de Peso’, combinado con otras afirmaciones como ‘yo te lo garantizo’ o ‘porque funciona’, corresponde a que este suplemento dietario supuestamente sirve para eliminar grasa, reducir peso o disminuir medidas corporales”

Estas supuestas bondades del producto, consignadas en las piezas publicitarias, no están sustentadas en estudios médicos ni científicos, según advirtió la Superindustria. 

Además, según la superintendente, el producto tiene un registro sanitario de Invima que lo cataloga como suplemento dietario, lo cual indica que no tiene efectos terapéuticos o beneficios para la salud como los que menciona en su publicidad. De tener la capacidad de disminuir el peso o reducir la grasa corporal, tendría que considerarse un medicamento.   

Por lo tanto, para evitar que se continúe difundiendo el mensaje engañoso, la Superindustria ordenó hacer una corrección de la publicidad y divulgarla en las mismas condiciones en que se hizo la promoción original. 

Al respecto, Juan Ortiz, abogado de la firma Camilo Gómez, Derecho de Mercados  afirmó que esta corrección “resulta necesaria, es el remedio a una conducta irregular que ha afectado derechos de los consumidores y de alguna manera se les debe reparar”. La indemnización a los clientes se puede dar a través de la devolución del dinero o la retribución con un producto que sea más eficaz, de acuerdo con el abogado Jesús Díaz, de la firma Díaz Escandón Abogados. 

Los usuarios también pueden usar la sentencia para acudir a un juez civil e iniciar un proceso ordinario. Pero en estas situaciones la cuantía no es muy grande y los consumidores  prefieren no demandar, porque puede resultar mayor el monto que se le paga a un abogado que el dinero que se gana en el caso.

Según la superintendente, con la publicidad engañosa se están perjudicando los intereses económicos de los consumidores y la compañía se está lucrando a partir de promesas falsas a los clientes.

Por lo pronto, a la empresa  solo le queda pagar su multa y cumplir las órdenes, pues todo lo que decidió la Superindustria es de cumplimiento inmediato o en los términos previstos en el acto administrativo, explicó Edward Cristancho, miembro de muñozºabogados. 

Aunque el trámite terminó con la Superintendencia, Jorge Hané puede tratar de desvirtuar la resolución en la Jurisdicción Contenciosa Administrativa.

Las opiniones

Edward cristancho
Abogado de la firma muñozºabogados

“El trámite terminó en la Superindustria, solo deben pagar la multa y cumplir las órdenes. La legalidad que reviste esa resolución solo se puede desvirtuar en la Jurisdicción Contenciosa Administrativa”. 

Juan Ortiz
Abogado de la firma camilo gómez, derecho de mercados

“Más que efectivo, se trata de algo que resulta necesario. Es el remedio a una conducta irregular que ha afectado derechos de los consumidores y de alguna manera se les debe reparar”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.