Juan Manuel Ospina Sábado, 4 de febrero de 2012

Ocho procesos de clarificación de la propiedad de predios localizados en el Parque Nacional Tayrona y cinco procesos de recuperación de baldíos que fueron indebidamente ocupados, adelanta el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder).

Según señaló a Colprensa el gerente del Incoder, Juan Manuel Ospina ‘este es un nuevo resultado del esfuerzo que se ha venido haciendo entre las distintas entidades que tienen injerencia en el asunto. Nosotros tenemos la competencia para ejecutar las acciones para sanear las irregularidades ya identificadas’. Por su parte, la subgerente de Tierras Rurales del Instituto, Jennifer Mojica, expuso que ‘serán 1.858 hectáreas las involucradas dentro de las labores a desarrollar para clarificar la propiedad de los terrenos respecto de predios, en los cuales se alega propiedad privada fundada en sentencias de prescripción adquisitiva sobre terrenos baldíos’.Desde la constitución del Parque Nacional Tayrona (1969), los terrenos baldíos allí comprendidos no tienen vocación para ser ocupados y titulados y, en consecuencia, deben ser recuperados. Por otra parte, una investigación de la Superintendencia y Parques Nacionales permitió identificar la declaración de mejoras sobre cinco terrenos baldíos inscritas con posterioridad a la constitución del Parque, con un área de 959 hectáreas. Dichas hectáreas ‘se someterán a trabajos de recuperación de baldíos indebidamente ocupados’, afirmó Mojica. El Incoder se reunió en una mesa de trabajo convocada por Superintendencia de Notariado y Registro para abordar los problemas de tierra del Parque Tayrona.