Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co jueves, 7 de febrero de 2013

Luego de lograr la cancelación por no uso de la marca ‘Mongol’ propiedad de Eberhard Faber de Colombia, la sociedad Sanford Colombia S.A. solicitó el registro del mismo signo para amparar productos de la clase 16 de la Clasificación Internacional de Niza.

Ante el hecho, la Superintendencia de Industria y Comercio concedió en primera instancia la marca, declarando infundada la oposición de Eberhard Faber .

Las sociedades en disputa comparten los mismos canales de comercialización y sus productos tienen que ver con artículos escolares, de escritura y oficina. 
 
Por un lado, Eberhard Faber de Colombia, es una empresa independiente a Eberhard Faber en todo el mundo, su representante legal es Eustaquio Octavio Paredes. La compañía inició sus operaciones al adquirir los activos producidos de la sociedad Industria Colombiana de Lápices S.A. Icolapiz, la cual operaba desde 1959 con un amplio portafolio de marcas como Mongol, Colorbrite, Colorama, Icolapiz, Eberhard Faber, entre otras. 
 
Por el otro, Sanford Colombia lleva más de 50 años en el mercado y comercializa productos como Prismacolor, Magicolor, Colorific, Recreo, Paper Mate, Mirado, Eagle y Kilométrico. Como representante legal figura Mauricio Mantilla Pinilla.
 
Su interés por la marca se vio reflejado en una solicitud ante la Superindustria, en la cual buscaba la cancelación por falta de uso de la marca nominativa ‘Mongol’ cuyo titular era Eberhard Faber de Colombia.
 
No obstante, ante dicha petición, la Dirección de Signos Distintivos de la SIC resolvió negar la cancelación. Posteriormente, el Superintendente Delegado de Propiedad Industrial, decidió el recurso de apelación revocando la resolución anterior y cancelando por no uso el signo. “Los argumentos presentados por la sociedad Eberhard Faber de Colombia como defensa de la solicitud de cancelación iniciada por Sanford Colombia, con los que pretende demostrar una justa causa para el no uso de la marca, no pueden ser recibidos por la Administración, pues el causal de exoneración de fuerza mayor por liquidación de la sociedad, no resulta aplicable al nuevo titular”, precisó la entidad en su determinación. 
 
Sin embargo, Eberhard Faber presentó oposición al registro marcario de Sanford argumentando la notoriedad de su marca y advirtiendo que los signos idénticos podrían generar confundibilidad en el consumidor toda vez que existe una conexión competitiva entre las dos empresas. Por su parte, el solicitante respondió que “la oposición carece de interés jurídico para actuar por cuanto no cuenta con derecho de propiedad industrial prioritario en el territorio colombiano, sobre el cual se fundamenta la oposición”. 
 
Aspecto que confirmó la SIC y lo excluyó del examen de oposición. Además, no consideró pertinente realizar el estudio de notoriedad solicitada.
 
Eberhard Faber presentó recurso de apelación el pasado cinco de febrero de 2013. 
 
LR se contactó con los apoderados de Sanford y Eberhard Faber, no obstante, se abstuvieron de dar declaraciones al respecto afirmando que el caso se está debatiendo y no consideran pertinente pronunciarse sobre el tema. 
 
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.