Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co Lunes, 2 de diciembre de 2013

Luego de que el presidente Juan Manuel Santos, anunciara su intención de ser reelegido para el periodo 2014-2018, le sacó una ventaja de un punto a los electores indecisos y tres puntos al voto en blanco.

Lo que indica que si los comicios se presentaran hoy, la segunda vuelta sería definitiva, así como la reelección de Santos como máximo jefe del Gobierno.

De cinco encuestas analizadas, Santos solo le gana en una al voto en blanco que se explica, según los analistas, por una decantación de los movimientos políticos y sus candidatos.

La profesora de Ciencia Política de la Universidad del Rosario, Beatriz Franco, asegura que cuando los candidatos presenten sus propuestas y los partidos hagan alianzas estratégicas, los electores se inclinarán por alguno de los políticos y se reducirá el volumen de ciudadanos a favor del voto en blanco.

“Estamos todavía iniciando este proceso pero, empiezan a decantarse todas las corrientes de los partidos políticos. Una buena muestra de esto es cuando empiezan a enfilarse los electores en las charlas de los cafés. Ahora con el presidente Santos como candidato a las próximas elecciones, hay más cartas para mostrarse”, afirmó Franco.

Con base en la encuesta de noviembre hecha por Ipsos Napoleón Franco, a petición de RCN Radio y Televisión, La FM y revista Semana, el presidente Santos le saca 16 puntos al segundo candidato, Óscar Iván Zuluaga, y 21 puntos a la tercería que empata entre Antonio Navarro y Clara López. Sin embargo, solo logra estar un punto por encima de los electores indecisos y tres, arriba del voto en blanco.

Laura Wills, investigadora del Centro Elecciones y Partidos Políticos de la Universidad de los Andes, señala que el voto en blanco es el resultado del inconformismo con los candidatos y el desacuerdo con las políticas de los líderes.

“El voto en blanco es una opción que está manifestando un desacuerdo con las candidaturas. Sí creo que es importante tratar de analizar qué explica esa intención de voto. Porque puede ser un desacuerdo por los actuales candidatos o una protesta general”, dice Wills.

En cuanto a la intención de voto por estratos bajos (1 y 2) y medio (3 y 4), los resultados son muy similares a los que presenta la totalidad de los encuestados. No así es el panorama en los estratos altos, en donde Santos y Zuluaga se llevan 25% de la intención de voto de los entrevistados.

Estos resultados tienen algunas variaciones con respecto al trabajo realizado en los primeros días de noviembre por la firma encuestadora Gallup Colombia, encomendado por La República, Caracol Televisión, Blu Radio, El Espectador, El Colombiano, El País, El Universal y Vanguardia Liberal.

Según los datos arrojados en esta encuesta, la opción con más intención fue el voto en blanco, 30,6%, seguido por el actual presidente con 27%, Zuluaga con 14,9%, Navarro llegó a 12% y López alcanzó 7,2%.

Es decir, que si bien Juan Manuel Santos tuvo un volumen electoral menor a comparación de la encuesta más reciente, es el candidato con la disminución de votantes más baja. El segundo candidato no pasa de 10% y la tercería no supera 5%.

El profesor de la Universidad Externado, Frédéric Massé, explicó que hay un papel preponderante en las mesas de diálogo de La Habana, Cuba. Pero dependerá de la estrategia del Gobierno Nacional y de los miembros del Secretariado, mostrar buenos resultados, pero no un acuerdo firmado.

“Yo creo que el hecho de que se haya anunciado un acuerdo, aunque parcial, sobre el segundo punto favorece en las encuestas al presidente Santos. Porque hay cierta correlación entre las intenciones de voto y los diálogos, pero no veo tan clara una causalidad automática”, señaló Massé.

El uribismo no ha podido endosar los votos de Francisco Santos que obtuvo un punto de más frente a su primo Juan Manuel en la encuesta de Cifras & Conceptos de octubre. Además, sin la candidatura del exministro Germán Vargas Lleras, ganador en este periodo, el camino está más libre para el actual mandatario.

Por otro lado, según cifras del Centro Nacional de Consultoría en agosto de este año para CM&, el candidato más fuerte para disputar la presidencia fue Enrique Peñalosa, con 37%, seguido por Francisco Santos y Clara López, que obtuvieron 31% y 27%, respectivamente.

Poco a poco avanza la intención de voto por alguno de los candidatos y disminuye la cantidad de ciudadanos que se inclina por el voto en blanco o que no se inclina por ninguno. El avance de los diálogos y los primeros debates en medios de comunicación, dicen los expertos, disminuirán la indecisión.

Las opiniones

Frédéric Massé
Codirector del Centro de Investigaciones y Proyectos Especiales

“Tanto para las Farc como para el Gobierno, no es conveniente tener un acuerdo firmado para el día de las elecciones. Porque si lo hacen, los electores evaluarían la gestión de Santos sobre otros puntos, y la guerrilla podría endurecer peticiones si no hay afán”.

Beatriz Franco
Miembro del Centro de Estudios Políticos de la Universidad del Rosario

“Van a influir mucho los temas internacionales, en especial los diálogos en Cuba y el pleito con Nicaragua. Ahora, pasa lo mismo que cuando juega la Selección Colombia: si gana hay fiesta, pero si no funcionan las cosas, lo demuestran los electores”.