Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co Viernes, 18 de agosto de 2017

Este tipo de actos tendrán una pena que oscila entre los cuatro y ocho años de prisión.

Después de todo el escándalo que suscitó los presuntos aportes de Odebrecht a las campañas electorales en 2010 y 2014, el presidente Juan Manuel Santos sancionó la Ley que regula este tipo de prácticas.

Entre las nuevas disposiciones de la norma se encuentra, por ejemplo, que la violación de los topes o límites de gastos incurren en un delito que puede dar cárcel. Así mismo, se considera ahora delito la financiación de campañas electorales con fuentes prohibidas o la omisión e información de los aportantes.

Según quedó establecido en la Ley, este tipo de actos tendrán una pena que oscila entre los cuatro y ocho años de prisión.

“Ayer sancioné la ley para proteger los mecanismos de participación democrática. Ahí convertimos en delito lo que no era delito. Las sanciones por abusos electorales, las cuentas y los topes de las campañas, eso no era delito. A partir de ayer, eso se convirtió en delito”, dijo el mandatario.