17 de julio de 2024
Suscribirse


17 de julio de 2024
Suscribirse
Actualidad

Se abre debate por la posible eliminación de la reelección en Colombia

18 de junio de 2014

Colprensa


Canal de noticias de Asuntos Legales

Diversos sectores han coincidido en que la inclusión de esta figura en la Constitución colombiana ha deformado por completo la forma de hacer política, ha elevado el tono de la agresión y la guerra sucia, como ocurrió en esta contienda, y afectó gravemente la credibilidad en las instituciones.

Por eso no ha surgido, dicen los analistas, ningún tipo de rechazo a la propuesta que hizo el pasado lunes el reelecto presidente Juan Manuel Santos, de tramitar ante el nuevo Congreso de la República, que se posesiona este 20 de julio, una norma que elimine la posibilidad de que un mandatario en ejercicio pueda reelegirse y se piense mejor en una ampliación del periodo constitucional del gobernante.

Carlos Ruiz, politólogo y analista del Politécnico Gran Colombiano, explicó que es evidente la gran ventaja que tiene un presidente en ejercicio para enfrentar unas elecciones y que con el esquema que se aprobó en el 2005 lo que hace un mandatario es utilizar el poder del Estado para hacer campaña en su primer mandato y garantizarse otros cuatro años de gobierno.

“Es obvio que en un sistema político como el nuestro, en el que la figura del Presidente tiene tanto poder, es muy difícil que otro candidato pueda vencerlo; entre otras cosas porque puede presionar el respaldo de alcaldes y gobernadores como ocurrió en estas elecciones y como pasó también en la reelección de Uribe”, dijo Ruiz.

Entre tanto el saliente presidente del Senado de la República, el liberal Juan Fernando Cristo, aseguró que es muy oportuno el anuncio de reformar que ha hecho Juan Manuel Santos para acabar con la figura de la reelección y se mostró partidario de ampliar el período.

Sobre el tema de la ampliación del periodo presidencial, el electo senador Horacio Serpa declaró que se debe acabar ya con la figura de la reelección y planteó la posibilidad de que el mandato del jefe del Estado no sea por cuatro años, sino por cinco.

Los mismos conservadores, quienes ya habían presentado una propuesta en ese sentido, anunciaron su respaldo a una reforma constitucional.

Precisamente, el senador Roberto Gerlein señaló que no le desagrada la idea del presidente Santos, y explicó que esa figura de un gobierno con más tiempo al frente del Estado funciona muy bien en otros países como México.

El uribismo está de acuerdo
El primer dirigente del Centro Democrático en pronunciarse ante la propuesta del Presidente de eliminar la reelección presidencial fue Francisco Santos, quien habló de la conveniencia de eliminar la figura.

Igualmente, en el acuerdo firmado en mayo pasado entre el excandidato Óscar Iván Zuluaga y la exaspirante presidencial del conservatismo, Marta Lucía Ramírez, el Centro Democrático se comprometió a que en la eventualidad de un triunfo, las bancadas revisarían la conveniencia de eliminar esa figura.

No obstante, el saliente senador Juan Carlos Vélez, del Partido de la U, defendió la figura de la reelección por considerarla como válida para que un presidente complete su obra de Gobierno, aunque sí planteó que se debe reformar la Ley de Garantías para ampliar las prohibiciones que tiene el presidente candidato, para que, según él, no suceda lo que pasó en esta elección en donde se abusó del poder.

Elementos en contra
Pero por más voluntad que tengan los partidos de eliminar esta figura y ampliar el periodo uno o dos años más, la situación no es tan sencilla como a simple vista parece porque cualquier cambio puede terminar afectando el juego de los pesos y los contrapesos en los diferentes poderes del Estado.

Así lo considera el politólogo Carlos Ruiz, quien cree que un cambio en ese sentido “no es tan simple como volver a cambiar un ‘articulito’ sino que se debe pensar en un estudio serio porque uno de los elementos más importantes de la Constitución del 91 fue el diseño institucional del Estado, el cual está pensado para periodos de cuatro años para alcaldes, gobernadores y el Procurador, entre otros, y esto podría generar un desbalance de poderes”.

El exfiscal general Francisco José Sintura cree que lo importante es que en el país hay un consenso político y ciudadano de acabar con esta figura y que elevar el periodo a seis años, como él lo considera, no tendrá mayores efectos.

“No creo que afecte la estructura del Estado porque no se trata de que cada presidente tenga su procurador, su fiscal o su defensor del Pueblo; eso puede seguir igual”, dijo Sintura

¿Quiere publicar su edicto en línea?

Solo envíe su Edicto o Aviso de Ley, y recibirá la información para su publicación
Comprar ahora
Contáctenos vía WhatsApp

ÚLTIMA EDICIÓN IMPRESA