Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co lunes, 1 de agosto de 2016

Conforme con Enrique Vélez, entre las irregularidades de tipo hacienda que encontró es que habían cuentas inactivas con más de $9.000 millones, habían CDT’s, y el Tesorero del Departamento “tenía firma única, lo cual no ocurre ni en una micro empresa, pues como mínimo debe haber dos firmas y las cuentas no estaban cumpliendo con los mínimos que se requiere”, manifestó Vélez.

Y agregó, que tras encontrar dicho panorama a él y a su equipo de trabajo les tocó analizar cada cifra manejada en el departamento en detalle. “Estas cuentas han pasado los $150.000 millones, muchas no tienen justificación, otras ni siquiera cumplen con los requisitos de una factura y  hay cuentas inclusive desde 2007”, explicó el funcionario público.

En cuanto al tema de la alimentación estudiantil, Vélez aseveró que tras analizar el estudio de la Contraloría General de la Nación, en el que se encontró un déficit de $16.000 millones, lo denominaron como el ‘cartel del hambre’. “La decisión que adoptamos fue dejar en manos de la arquidiócesis de la Guajira el manejo y la entrega de los alimentos. Eso nos genera tranquilidad y sabemos que los niños van a recibir los alimentos”, explicó Vélez.

En cuanto a la salud del territorio, Vélez dijo que “ en este asunto se está preparando el documento RED que es el que permite hacer un control del sistema de todo el departamento”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.