Colprensa Jueves, 12 de marzo de 2015

Tras el hecho, el comandante de la Policía de Bogotá, general Humberto Guatibonza, aseguró que este acto terrorista era en definitiva contra la institución y que los responsables serían guerrilleros del ELN, debido a que el modo de operar tuvo similitud con los que ha hecho el grupo al margen de la ley en otras partes del país.

Por ello, el general afirmó que este acto también comparte características de los otros seis ocurridos en los últimos días en Bogotá, por lo que no descarta que sea justamente este grupo guerrillero el responsable de todas las explosiones en la ciudad.

“El ELN ha hecho atentados parecidos, los mismos sistemas, la misma forma, la misma hora, el mismo contenedor del explosivo. El primer, el segundo y el tercer y este tienen similitud en cuanto a los contenidos de donde estaban los explosivos, tienen similitud con alguna forma de la explosión y estamos estudiando el tema del explosivo utilizado”, dijo el comandante de la Policía.

En ello concuerda Jorge Restrepo, analista de conflictos armados y la violencia del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac), ya que esto podría deberse a lo que ya en un momento vivió la Capital con las células extorsionistas de grupos guerrilleros.

Ya que para él este tipo de acciones podrían estar relacionadas con campañas de extorsión; “cada que va a haber una oleada de extorsión hay ese tipo de atentados, entonces explota una serie de bombas como esas y empiezan a buscar cobranzas y las bombas son para tener reputación”, señala el experto.

Por ello pidió a las autoridades y Fiscalía darle la máxima atención a estos hechos “debería ofrecer una respuesta rápida con pruebas de qué es lo que se trata, sean disputas de bandas, extorsión, narcomenudeo o lo que sea”.

Todo esto porque a estas explosiones que han azotado siete veces ya a la capital en menos de dos meses, se les había restado importancia en parte por no considerare de mayor gravedad por no dejar heridos de gravedad, sin embargo la frecuencia de éstos y los lesionados que han dejado algunas explosiones ha prendido más la alarmas.

Además ofreció recompensas económicas de 50 millones de pesos para quien de información sobre los responsables de estas actuaciones.

Por su parte el alcalde Mayor, Gustavo Petro, confirmó la hipótesis del general, a través de su cuenta afirmando que el ataque de esta mañana había sido en contra de la institución policial “La explosión de hoy es un atentado contra la Policía Metropolitana de Bogotá”, trinó el alcalde.

Las víctimas

1. Maritza Rodríguez, 40 años: heridas en tejidos blandos y cara. Atendida en el Policlínico del Olaya.

2. Miguel Puentes, 30 años, policía: trauma acústico y herida en muslo. Trasladado al Hospital Central de la Policía.

3. Nilson Moreno, 45 años, taxista: Trauma acústico. Trasladado a la Clínica San Rafael.

4. Elkin Chávez, 27 años, policía: Trauma acústico. Trasladado al Hospital Central de la Policía.

5. Juan Ignacio Romero, 33 años, policía: Herido en miembro superior izquierdo.  Trasladado al Hospital Tunal.

6. Cristian Aguirre Peña, 27 años, policía: Herida miembro superior izquierdo y tejidos blandos. Trasladado al Hospital Central de la Policía.

7. Johnatan Hernandez. 27 años, policia: Trauma tejidos blandos. Trasladado al Hospital Central de la Policía.

Cronología de explosiones en bogotá

– 6 de febrero: Dos artefactos explosivos fueron dejados en La Macarena de Nogotá, muy cerca a la plaza de toros La Santamaría, en pleno centro capitalino. Aquella vez las alertas permitieron que las autoridades identificaran dos paquetes sospechosos que se confirmó eran explosivos y por ello pudieron desactivar las cargas que la parecer según dijo el Alcalde Mayor, Gustavo Petro, estarían dirigidos a un CAI.

– 10 de febrero: Un artefacto explosivo fue lanzado contra la sede del partido político ‘Opción Ciudadana’ en el barrio Teusaquillo sobre las 8:15pm, dejando una persona con heridas leves y cerca de 32 viviendas con daños.

-11 de febrero: Un explosivo fue lanzado contra un local de frutas y verduras, llamado ‘Frucampo’, en la localidad de Kennedy, al suroccidente de la capital del país. No dejó heridos.

– 2 de marzo: Una detonación se registró contra un parqueadero de la calle 67 con Carrera 113, que dejó como saldo tres personas heridas y el mismo número de buses del SITP averiados.

– 6 de marzo: Un explosivo fue dejado frente a una sede del banco de Bogotá en la calle 40 con carrera 19, en la localidad de Teusaquillo. El atentado no dejó heridos.