Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Carlos Eduardo González

lunes, 10 de julio de 2017

Si está pensando en contratar seguridad privada para su empresa, su edificio o el colegio de sus hijos, tenga en cuenta cuánto le puede costar este tipo de servicios.

Aunque mucho se ha hablado de las sanciones que la Superintendencia de Industria y Comercio le ha impuesto a varias empresas de seguridad por colusión, poco se conoce sobre cómo funcionan las compañías que prestan estos servicios en su empresa, en su conjunto o en el colegio de sus hijos, las cuales pueden cobrar hasta más de $7 millones al mes.

De acuerdo con la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, entidad encargada de supervisar estas actividades, en Colombia hay 244.757 personas trabajando en seguridad, de los cuales 203.856 son vigilantes, es decir, 83% del total, los cuales laboran en cerca 603 empresas registradas ante la Superintendencia que prestan los servicios de vigilancia.

Según informes del ente, cerca de 1.600 compañías del sector mueven $9,8 billones al año, siendo el servicio de las empresas de vigilancia con armas el que más le aporta a esta cifra, pues ingresó $6,6 billones, según el último análisis disponible del sector a 2016.

Entre las empresas que más ingresos reportaron se encuentran algunas como Vigilancia y Seguridad Limitada - Vise, Seguridad Atlas Ltda, G4S Secure Solutions Colombia S.A., Fortox S.A., Su Oportuno Servicio Ltda.

Según el abogado litigante y profesor de la Universidad Externado, Jorge Benítez, frente a estos temas, hay una regulación expedida por el Gobierno, consagrada en el Decreto 356 del 94, en el cual, entre otras cosas, que una persona natural solo puede contratarse para estos efectos por medio de empresas de vigilancia, de lo contrario no se puede emplear, aseguró el experto.

De igual manera, Benítez señaló que, en ocasiones, “las jornadas suelen ser de 12 horas o de 24 horas, en este caso descansan otras 24 y regresan”, por lo que estas jornadas no terminan siendo una práctica legal, ya que estas deben ser de 8 horas al día y con máximo 2 horas extras diarias, que, además, deben ser aprobadas por el Ministerio del Trabajo.

Un vigilante de un conjunto residencial, que pidió no ser citado, señaló que muchas veces trabajan extensas jornadas y las horas extras no se las reconocen, sino que les pagan el mismo salario básico, más unos recargos, pero sin diferenciar si sus turnos son en el día o en la noche o en dominicales.

AL verificó varias ofertas laborales para vigilantes y, en promedio, una persona que desempeña este oficio puede ganar cerca de $1 millón mensualmente, aunque depende de factores como la ciudad y el sector.

Sin embargo, si usted está interesado en contratar este tipo de servicios, debe tener en cuenta que, según la Supervigilancia, existen varios tipos de seguridad que puede contratar.

En primer lugar, la tarifa para un conjunto residencial de estrato 4, 5 ó 6 es diferente del que hay que pagar para el sector público, la educación privada, los sectores comerciales y de servicios, el industrial, el financiero, el petrolero y otros.

Por el lado de los conjuntos residenciales, la tarifa base que se aplica para 2017 es de 8,6 salarios mínimos legales, lo que equivale a $6,34 millones por un servicio de 24 horas al día y 30 días al mes. Además, debe sumarse un recargo de 10% ($634.437) de gastos administrativos, lo que suma $6,97 millones. Mientras que en zonas de estratos 1, 2 y 3, “la tarifa a cobrar deberá garantizar al trabajador el pago de las obligaciones laborales y los costos operativos”, según la Superintendencia.

Camilo Pabón, asociado de Archila Abogados, señaló que “ese sector es supremamente regulado, tanto así que año a año la Superintendencia fija cuál es la tarifa mínima por servicio”.

LOS CONTRASTES

  • Jorge BenítezDocente de la Universidad Externado

    “Hay una regulación del Gobierno, en el Decreto 356 del 94, que es el Estatuto de Vigilancia y Seguridad Privada que regula este tipo de empresas y define quién se considera vigilante”.

  • Camilo PabónAsociado de Archila Abogados

    “Este sector es supremamente regulado, tanto así que, año a año, la Superintendencia de Vigilancia fija cuál es la tarifa mínima que se debe pagar por cada una de las modalidades de servicio”.

En cuanto a los servicios no residenciales cada mes, se aplica una tarifa base de 8,8 salarios mínimos, es decir, $6,49 millones, aunque a esta se le suman diferentes recargos, dependiendo si el vigilante trabaja sin arma, con arma o con perro. Si trabaja sin arma sube 8% y cuesta $7,01 millones; si la persona tiene que laborar con un arma, que debe contar con un permiso, aumenta el valor 10%, y se ubica en $7,14 millones. Si la persona requiere de un perro, el valor suma 11% más y llega a $7,2 millones.

Cabe mencionar que las cooperativas cuentan con un descuento de 10%.

Antecedentes
De acuerdo con Nicolás Lozada, socio de Rincón Cuéllar & Asociados, los edificios residenciales están obligados a contratar a una persona, aunque muchos pueden que funcionen de manera informal y tengan a sus vigilantes trabajando turnos de hasta 24 horas, sin pagarles el sueldo y las prestaciones de ley correspondientes.

Entre las funciones que tienen estas personas en las zonas residenciales están verificar la entrada y salida de personas, no permitir el ingreso de vendedores, coordinar el uso de los parqueaderos, entre otros, mencionó un vigilante consultado.

Documentos adjuntos

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.