Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co lunes, 18 de enero de 2016

Todo comenzó porque Espitia quería registrar la marca América en la clase 41 de la Clasificación Internacional de Niza. Esto quiere decir que su intención era obtener el signo para identificar actividades deportivas. La marca era mixta y tomó el logo del equipo de fútbol razón por la cual esta entidad se opuso a la solicitud a través de su abogada Carolina Vera, de Vera Abogados. 

No solo la marca era confundible, argumentó Vera en la documentación, sino que además estaba previamente registrada en 12 clases incluida la que pretendía obtener el señor Espitia Almanza. 

Ante la oposición y “dentro del término concedido para tal efecto el señor Hermenegildo Espitia Almanza no dio respuesta a la oposición” reza en la resolución. 

“La marca América se declara notoria porque el club es uno de los tres principales equipos históricos del país, junto con Nacional y Millonarios, con hinchada propia”, aseguró Vera, y además “es uno de los tres equipos con mayor número de títulos nacionales y con muy importantes figuraciones internacionales principalmente a nivel de copa libertadores, como que ha sido cuatro veces sub- campeón de dicho certamen deportivo”. En el curso del proceso, Vera Abogados estableció el valor de marca en US$80 millones; esto considerando, entre otros aspectos, que en los últimos 20 años el club ha tenido ingresos por $43.497 millones, ha obtenido $19.349 millones por derechos de televisión $1.625 millones en patrocinios. 

Ese reconocimiento también ha sido otorgado en redes sociales pues en Facebook tiene 787.507 seguidores y en Twitter, 245.000. Por lo anterior la directora de Signos Distintivos María José Lamus aseguró que “se le reconoce la notoriedad de la marca mixta América para servicios relacionados con actividades deportivas para un periodo comprendido entre 1979 y 2015”. Teniendo en cuenta que el signo solicitado y la marca registrada son idénticos, aseguró Lamus, “hasta el punto de coincidir en el uso de los mismos colores (...) al permitir la coexistencia en el mercado de los signos enfrentados sería permitir un riesgo de confusión para el consumidor”.

El problema no solo sería la confundibilidad en la procedencia empresarial, sino además “el solicitante podría obtener un aprovechamiento injusto de la reputación del signo notorio”.

Pese a que el proceso tiene más instancias ante la misma superintendencia Espitia aclaró que no seguirá adelante con ningún recurso.

Carolina Vera
Abogada del América de Cali
“La decisión de la SIC es un reconocimiento pleno con base en las pruebas aportadas que demuestran el posicionamiento de la marca desde 1979, lo que hace que América adquiera un especial valor agregado”.

Hermenegildo Espitia
Solicitante
“Con la marca América yo quería identificar la clase 41 para formar una escuela deportiva. Después de la resolución de la SIC y más con la oposición del América de Cali no voy a seguir en la pretensión”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.