Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co Miércoles, 23 de agosto de 2017

Como medida cautelar, Ticket Shop no podrá vender boletas para ningún evento en Colombia

La Superintendencia de Industria y Comercio decidió formular pliego de cargos en contra de la empresa Ticket Shop por la venta de la boletería para el partido entre Colombia y Brasil en Barranquilla, debido a que, según la entidad, se habrían vendido cerca de 6.000 boletas, las cuales nunca se pusieron a disposición del público en general.

En el mismo sentido, Pablo Felipe Robledo, director de la SIC, señaló que se encontró, con base en las evidencias digitales, que “el 8 de agosto de 2017, no se puso en venta, ni se vendió una sola boleta para el partido de fútbol mencionado en la página web www.ticketshop.com.co”.

De igual modo, se halló que la versión dada a la propia Superindustria por parte de la empresa, que indicaba que había vendido 6.000 boletas a través de la web en 42 minutos, no corresponde a la realidad y con ello “se pretendió obstruir la investigación de la autoridad”.

Días después, esta información fue retractada por la misma empresa, luego del requerimiento de la SIC, el cual consistió en revelar el número de boletas adquiridas, el valor de los tiquetes, la identificación de la transacción y el medio de pago.

Ante esto, Comercializadora de Franquicias, responsable de la página, respondió que “no se realizaron transacciones económicas vía web, toda vez que el sistema inhabilito la compra de las mismas, luego de comprobar que para la fecha indicada (8 de agosto de 2017) se había efectuado la totalidad de la venta de la boletería”.

Por todo lo anterior, la Superintendencia decidió formular pliego de cargos, tanto contra Comercializadora de Franquicias, como de los representantes legales, César Castañeda e Iván Arce Gutiérrez, por presuntas infracciones al Estatuto del Consumidor.

Las conductas que investiga la SIC son publicidad engañosa y la violación que tienen todos los consumidores de recibir información oportuna, veraz, clara e idónea sobre un producto.

Según Robledo, las multas por estas dos conductas podrían llegar hasta los $3.000 millones.

Además, como medida cautelar, se decretó la suspensión de manera inmediata e indefinida del operador, mientras se surta la investigación administrativa. Así como la venta directa o la intermediación de venta de boletería para cualquier espectáculo público y/o deportivo presente o de futuro en Colombia.

Otra de las medidas es compulsar copias a la Fiscalía para que adelante las investigaciones pertinentes en el caso, por el presunto delito de fraude procesal, por el suministro de información falsa a la SIC.

Cabe mencionar que el organismo no está investigando ningún comportamiento de la Federación Colombiana de Fútbol.

En adición a esto, la empresa publicó un comunicado en el que pidió excusas por el anuncio de la venta de más boletas para el partido, manifestando que se trató de un error administrativo involuntario